buscar noticiasbuscar noticias

Ganaderos: energías limpias

PUBLICIDAD

Y es que, sin duda, el uso de fuentes de energía potencia la productividad y competiti­vidad del sector pecuario, procura a largo plazo la seguridad y sustentabilidad alimentaria y combate los efectos del cambio climático, señaló.

PUBLICIDAD

En su oportunidad, el diputado Jorge Eugenio Russo Salido, palabras más, palabras menos, indicó que no obstante, la rapidez con la que el sector pecuario ha crecido, ha traído con­sigo graves consecuencias ambientales, pues a pesar de que la ganadería sólo produce el 9 por ciento de emisiones de bióxido de carbono (CO2) de todas las actividades humanas, genera el 65 por ciento del dióxido nitroso, el cual es uno de los gases de efecto invernadero más contami­nantes y cuyo potencial de calentamiento global es 296 veces mayor que el CO2.

"El avance en uso de energías limpias y renovables que se ha dado en México, se ha mantenido al alza en los últimos años dándose de manera paulatina y, sin embargo, de acuerdo a especialistas del Instituto de Energías Reno­vables de la UNAM, nos encontramos en un grave retroceso en la materia, pues nuestro país cuenta con un gran potencial para desarrollar energía solar y eólica, mismo que no ha sido aprovechado por la falta de políticas más agresi­vas que permitan el auge de este tipo de fuentes energéticas en diversos sectores económicos del territorio nacional", expuso.

Si bien las acciones del gobierno en turno son una solución a corto plazo, dijo, las repercusio­nes a la larga tienden a ser mayores, debido a la contaminación proveniente de los combustibles fósiles, además de la volatilidad en el precio de estos energéticos convencionales.

De igual manera, el cambio hacia una nueva estrategia energética llegará a afectar en el me­diano y largo plazo los compromisos del acuerdo de París, pues el aumento en el uso de la gaso­lina, el combustóleo y el carbón, va a acrecentar de manera significativa las emisiones de gases con efecto invernadero.

Y en su oportunidad, el diputado Marco Antonio Carbajal Miranda estableció que el 68 por ciento de los gases de efecto invernadero provienen tan solo de 10 países, entre ellos México, que genera el 1.68 por ciento del total de las emisiones que llegan a la atmósfera.

Además, indicó que las principales fuentes de emisiones de los gases de efecto invernadero en el país son el transporte, la generación de electricidad y la industria.

"Día con día sentimos más los efectos negati­vos del calentamiento global, como por ejemplo lluvias torrenciales y temperaturas altas en el invierno, así como largas sequías en el verano.

"Es necesario reconocer que con la actividad industrial irresponsables hemos enfermado al planeta. El daño que le hemos hecho como hu­manidad se observa irreversible. Por ello lo que tenemos que hacer, y debemos de hacerlo rápi­do, es detener la tendencia creciente de emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera", puntualizó.

El dictamen presentado, señaló, establece medidas que ayudarán a frenar el deterioro del medio ambiente.

Por ello, fue aprobado en lo general y en lo particular, por 434 votos, el proyecto de decreto por el que se adiciona la fracción XV del artículo quinto de la Ley de Organizaciones Ganaderas y ahora pasará al Senado de la República, en donde será analizado, discutido y probablemen­te aprobado.

Es bueno que los legisladores cajemenses se comprometan públicamente con temas de este tipo, pues cuidar el medio ambiente es tarea de todos.

Eso dista mucho de andar proponiendo la división, de nuevo, entre norte y sur, de los ganaderos. Otro tema que pronto dará mucho de qué hablar. Para comentarios: francisco@diariodelyaqui.mx


PUBLICIDAD