buscar noticiasbuscar noticias

Escuelas de tiempo completo

PUBLICIDAD

"Pero queremos que sea un programa que se trabaje bajo leyes y con un contrato para los que laboramos en él", dicen.

PUBLICIDAD

Son muchos los trabaja­dores dentro del programa, indican, y la principal pre­ocupación es que los padres caigan en falsas noticias que han estado saliendo, noticias a medias mediante las cuales se busca desprestigiarlos.

"En cada escuela del estado que se ha llegado a la suspen­sión de la jornada de horario extendido, se avisó con antici­pación a los padres de familia y se pidió su apoyo, todo por escrito, informando cuál era el principal problema”.

"No buscamos perjudicar a nadie, no queremos per­der ese tiempo extra con los niños, de hecho, creemos fir­memente que es una gran oportunidad para mejorar el aprendizaje en los alumnos", enfatizan.

Lo que los docentes, direc­tores e intendentes del pro­grama desean es un espacio para dialogar y explicarles de dónde vienen tantas trabas.

Y como las autoridades sonorenses no pueden hacer algo ante problemas como la aplicación del ISR a sus pa­gos, se solicitó a la Federación un espacio para platicar del tema y llegar a los acuerdos benéficos para cada sector.

"Tras esperar acuerdos que se incumplieron, la gente responsable de la Secretaría sacó la noticia como siempre, diciendo que están apoyando a los docentes y por eso agili­zaron las cosas”.

"Nos están pagando y es verdad, pero no están ha­ciendo un favor, es algo que ya nos debían y que tenían planeado para calmarnos. Saben que los maestros ya no nos vamos a dejar, que ya sa­bemos el camino que toman para solucionar las cosas", refieren.

Cuando a los docentes se les cuestionó sobre el paro laboral y ellos respondieron que seguirían firmes, comen­zaron a mandar por escuela a jefes de sector y superviso­res para amedrentarlos.

"No tenemos miedo, es­tamos más seguros y firmes que nunca, ya no van a venir a decirnos qué sí y qué no, sa­bemos que las cosas no están bien hechas y vamos a seguir hasta cambiarlas", exponen.

Con los padres de familia, sostienen, siempre han sido claros, pues no buscan un pago que ya se les debía sino un contrato, hacer lo legal con este programa.

"Acérquense si tienen du­das, con gusto podemos res­ponderlas y decirles cuál es la situación. Queremos, al igual que ustedes, retomar el tiempo pero no podemos dar la espalda y seguir como si nada ante las injusticias que se realizan.

"No podemos esperar con fe a gente ya nos quedó mal: VAN 20 MESES DE ISR que hasta la fecha no pueden de­cirnos si es legal o no. No se trata de dinero, es dignidad y estabilidad", enfatizan en su documento.

Y hacen un llamado a los maestros federales, estata­les, educación indígena, nor­te, centro y sur para que se unan a esta causa, pues no pueden correrlos ni cambiar­los, por lo que está en cada docente lograr sus metas.

Para comentarios: francis­co@diariodelyaqui.mx


PUBLICIDAD