buscar noticiasbuscar noticias
Nacional / México

En Sinaloa cuatro oseznas arribarán al Santuario Ostok; no tenían posibilidad de sobrevivir

Tres de las cuatro osas quedaron a la deriva luego de que su mamá fuera arroyada por el tren; la restante fue atacada por perros salvajes

En Sinaloa cuatro oseznas arribarán al Santuario Ostok; no tenían posibilidad de sobrevivir

Continúan uniendo esfuerzos en la preservación y conservación de la vida animal, la Unidad de Rescate del Zoológico de Culiacán y el Santuario Ostok, que espera que pronto arriben cuatro osos cachorros para integrarse al recinto.

Ernesto Zazueta, presidente del Santuario Ostok, recordó que la función de Ostok, es brindar oportunidad de vivir a diferentes especies ante las situaciones que impidan su permanencia en lugares de resguardo por falta de espacio, que presenten problemas físicos, o alguna afectación que les impida desarrollarse en el medio silvestre.

"Este lugar es la oportunidad para estas especies de seguir con su vida en la mejor condición", destacó.

EL RESCATE

En esta ocasión narró, el rescate se realizó en Coahuila por parte de trabajadores del Museo del Desierto quienes localizaron a tres de las cuatro osas juveniles juntas y la restante, tras ser agredida por perros feroces en el medio silvestre.

"Son tres que perdieron a su madre tras impactarse con el tren quedándose las oseznas a la deriva la deriva al ser reportadas a las autoridades, el Museo del Desierto le da la atención, los primeros auxilios para estabilizarlas ante la desnutrición, deshidratación y desorientación que presentaban", explicó Zazueta.

Al perder a su mamá, no tenían posibilidades de sobrevivir por sí solas, agregó, por lo que la oportunidad que tuvieron les salvó la vida.

¿Y qué pasa con esos ejemplares? Son rehabilitados y son cuidados por personas (porque) ellos ya no pueden en todos los casos regresar al medio silvestre", apuntó.

imagen-cuerpo

EL PROCESO

Lo que sigue explicó, es que en el Museo de Culiacán permanezcan durante el proceso de adaptación en tanto llegan a Ostok, su hogar permanente donde gozarán de amplios espacios, buena alimentación y cuidados.

Afortunadamente, las cuatro osas están en buena condición conviviendo juntas en el Zoológico de Culiacán donde permanecerán en cuarentena.

"Ahora están en un espacio de buen tamaño pero que permite ver su comportamiento, alimentación, crecimiento y (ver) cómo se adaptan a condiciones climáticas y de alimentación de momento se ven muy bien", mencionó el presidente de Ostok.

Destacó que el oso es una especie muy importante en México y su población se distribuye en la zona del noreste donde por diversas razones es amenazada por lo que ahora las cuatro especies podrán disfrutar de una oportunidad de vida en un lugar donde serán cuidadas.