buscar noticiasbuscar noticias

El rostro del huachicol: “No vale la pena arriesgarse”

PUBLICIDAD

Juan José tenía 15 años cuando ocurrió el accidente. Recuerda que corrió con algunos bidones en mano para ayudar a su padre y a su hermano mayor cuando sobrevino el flamazo.

PUBLICIDAD

Sus familiares murieron en el incidente y él sufrió quemaduras en 80% del cuerpo, perdió ambas piernas y fue abandonado por su madre.

SE LAS ARREGLA SOLO

Actualmente vive solo en la comunidad El Zapotal y así se las arregla para resolver su vida.

A bordo de una motocicleta realiza diversos mandados y visita a su abuela, entre otras actividades.

Hace un año dejó de recibir tratamiento especializado para sus heridas en el Shriners Hospitals de Galveston, Texas, Estados Unidos.

No tiene trabajo para adquirir sus medicamentos ni el apoyo de instituciones oficiales de gobierno en Tabasco.


PUBLICIDAD