buscar noticiasbuscar noticias

Cae madre de "El niño del suéter rojo", asesinado y abandonado en un baldío

"Van a llorar lágrimas de sangre", dijo la desalmada mujer a sus familiares el día que le devolvieron al niño para que se hiciera cargo de él

El 3 de mayo de 2020 un pequeño fue cruelmente asesinado a golpes y su cuerpo fue arrojado en un lote baldío de Calimaya, Estado de México. Nadie reclamó su cuerpo, por lo que fue identificado como "El niño del suéter rojo", por ser la única prenda que portaba.

La artista forense Alejandra Arce y la activista Frida Guerrero hicieron un retrato hablado de "El Niño del suéter rojo", para poder dar con sus familiares, pues parecía que nadie lo buscaba.

Cae madre de "El niño del suéter rojo", asesinado y abandonado en un baldío
PUBLICIDAD

El 20 de mayo, al ver el retrato hablado, fue identificado por sus tíos, por lo que fueron a la Fiscalía Regional de Lerma a reclamar su cuerpo.

PUBLICIDAD

Ese día por fin se le dio un nombre al pequeño, Félix Hernán, quien desde pequeño había vivido con sus abuelos, quienes lo respetaban, amaban y cuidaban. En 2014, los ancianos habían pedido al DIF su ayuda para quedarse con el pequeño, por lo que la madre, quien hoy está detenida, acusada junto a su pareja, padrastro de Félix Hernán, de su asesinato, fue notificada de las intenciones de los abuelos de adoptar al niño.

María Guadalupe, madre del pequeño, fue a casa de sus papás a reclamarles que le querían quitar a su hijo, por lo que ellos le pidieron que se hiciera cargo de él, a lo que ella se negó, ya que debía trabajar. Ante la situación llegaron al acuerdo de que ella trabajaría para mantenerlo mientras el niño vivía con ellos.

imagen-cuerpo

La mujer nunca cumplió con el acuerdo ni se hizo cargo del niño, eran sus papás y sus hermanos quienes cuidaban de él, lo alimentaban y vestían.

Félix Hernán fue diagnosticado con autismo en 2017, sus abuelos lo llevaron al Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE) y al Centro de Atención Múltiple (CAM) para ayudarlo en su tratamiento.

El abuelito de Félix, de 65 años de edad, mantenía a su familia trabajando en lo que podía, pero al llegar la pandemia le fue imposible salir a trabajar por lo que el 6 de abril, ante la difícil situación económica por la que estaban pasando, decidieron entregar al pequeño a su madre parque que se hiciera responsable de él y lo cuidara, además, ellos no pudieron adoptarlo.

Cuando los padres y el hermano menor de María Guadalupe llegaron con ella a dejarle al niño, ella los amenazó y les dijo que se iban a arrepentir. "Te vas a arrepentir, vas a llorar lágrimas de sangre", le dijo María Guadalupe a su hermano. Y casi un mes después el pequeño fue encontrado muerto en un lote baldío.

Ahora, la madre y el padrastro han sido detenidos por el asesinato del pequeño Félix Hernán. Sus familiares claman justicia para el pequeño inocente y piden que se aplique todo el peso de la ley para los asesinos.