buscar noticiasbuscar noticias

Ayuntamiento de Guanajuato clausura el icónico Callejón del Beso

Visitantes se despiden del romanticismo; añejo conflicto llevó al cierre del histórico espacio de los balcones de Ana y de Don Carlos

El icónico y legendario Callejón del Beso fue clausurado por el Ayuntamiento de Guanajuato, luego de que los propietarios donde se ubican los históricos balcones no llegaran a un arreglo.

Ayuntamiento de Guanajuato clausura el icónico Callejón del Beso

Así que los turistas nacionales y extranjeros que visitaron el lugar para tomarse la clásica fotografía, se encontraron con unas mamparas de madera que impedían el acceso al romántico sitio.

De acuerdo con información, la madrugada del miércoles, el Gobierno Municipal, a través de la Dirección de Imagen Urbana y Gestión del Centro Histórico, cerró totalmente el acceso y colocó sellos de suspensión de la obra, como una medida de seguridad.


Sin embargo, los trabajadores dejaron una puerta, para que los habitantes de las casas del callejón tuvieran acceso, pero para no irse con las manos vacías, los turistas se toman fotos delante de las mamparas.

El cierre del espacio fue impuesto por el Ayuntamiento de Guanajuato, a unos días de celebrarse el Festival Internacional Cervantino, que año con año (excepto los dos años de pandemia) atrae miles de visitantes.

Se indicó que la decisión del Municipio obedece a que los dueños de la casa del Balcón de Ana y del Balcón de Don Carlos, fotógrafos y cantadores de la Leyenda del Beso no llegaron a ningún acuerdo.

ESTO ORILLÓ AL CIERRE

Respecto a qué motivó a la Comuna al cierre del callejón, es que todos los días hay personas que cobran por contar la historia de amor que se vivió en el sitio; además, los dueños de las casas permitían la entrada a los turistas y hasta vendían souvenirs.

No obstante, hubo desacuerdos entre fotógrafos, que llegaron a los golpes, los cuales fueron publicados en redes sociales, así como entre los propietarios de los balcones, por lo que el alcalde Alejandro Navarro les dio un ultimátum para que resolvieran sus diferencias, pues el conflicto daba mala imagen al callejón.

"(O llegan a un acuerdo o) si no, vamos a clausurar por los dos lados el callejón. Que le hagan como quieran los de las dos casas, los fotógrafos, así clausurado. Con triplay de un lado y otro", amagó el presidente municipal, y lo cumpló.