buscar noticiasbuscar noticias

SOS AMLO: Morena pide auxilio

El problema surge a raíz de la disputa por la presidencia de la mesa directiva de la Cámara, pues no se logró la unidad suficiente y elegir presidente

Durante estas últimas semanas pareciera que la situación interna de Morena se ha agravado, es decir, la división entre el movimiento y el partido es más latente que nunca.


¿A dónde nos lleva esto? Con lo que hemos visto en esta semana es suficiente para darnos una idea.


El pasado miércoles, en el Senado se vivió uno de los momentos más difíciles para Morena, quizás en todo su periodo como partido mayoritario en el Poder Legislativo, es decir, el partido mostró que carecen de la unidad suficiente para llegar siquiera a acuerdos entre ellos, ya ni hablar de posibles acuerdos con la oposición.

En ese sentido, el problema surge a raíz de la disputa por la presidencia de la mesa directiva de la Cámara, dado que entre la alianza "Juntos Haremos Historia" no se logró la unidad suficiente para elegir al senador presidente con unanimidad. Vale la pena recordar que entre los candidatos para dirigir el senado se encontraban perfiles "pesados" del mismo partido, como Higinio Martínez, José Narro y Gabriel García, todos senadores de partidos claves para Morena, como lo son el Estado de México, la Ciudad de México y Zacatecas, las entidades a las cuales representan dichos legisladores.

Ante ello, el enfrentamiento llegó a su máximo grado cuando internamente entre Morena se decidió por el senador por Puebla, Alejandro Armenta Mier, como el candidato de la bancada mayoritaria rumbo a la presidencia de la mesa directiva.

Ahora bien, al momento de votar se presentó un suceso verdaderamente histórico, dado que el senador Armenta no alcanzó los votos suficientes establecidos en la ley para ser electo, ello causó asombro dado que Morena tiene los votos suficientes para haberlo convertido presidente de la Cámara de manera inmediata.

He ahí lo interesante. Ante ello, se necesitó nuevamente realizar una votación para que el senador Armenta alcanzara los votos, pero ello no sucedió, es decir la polarización entre los senadores comenzó a subir de nivel, por lo que se llevó a cabo un tercer intento, donde finalmente el legislador logró obtener los votos para ser electo presidente.

Vale destacar con respecto a lo anterior, que durante esta tercera votación causó revuelo que el senador Armenta obtuvo 55 votos, pero hubo un candidato no incluido en la boleta que recibió 52 votos, es decir, el también integrante de Morena y coordinador de la bancada mayoritaria del Senado, Ricardo Monreal. Con respecto a ello, aquí se puede comenzar a observar la fractura importante que se viene para Morena, por lo que podrán hacer los llamados que quieran para la unidad, pero si realmente no logran hacer las paces el movimiento con el partido, al presenciar la salida del presidente AMLO del poder, será inminente una división muy importante para la Cuarta Transformación, sin importar el sucesor de la Presidencia de la República, así sea Claudia Sheinbaum o Marcelo Ebrard.

"Todo poder es una conspiración permanente": Anónimo