buscar noticiasbuscar noticias

Los infrahumanos

Cual si fueran anhelos de la tierra, los infrahumanos cunden como la hierba después de días de lluvia

Cada día son más y más las personas que viven en condiciones inapropiadas para un ser humano. Ellos no pueden suplirse las necesidades más básicas y no cuentan con las garantías mínimas que necesita toda persona para disfrutar de un nivel de vida adecuado para preservar la salud y el bienestar, lo que a nadie le importa, incluyendo al gobierno.

Los infrahumanos

Los infrahumanos caminan de aquí para allá y recorren todos los puntos cardinales arrastrando una cobija. Los infrahumanos nos son privativos de México o de países del tercer mundo. Ellos están en todas partes y cada día son más.


Van por las calles recibiendo la indiferencia de la mayoría; duermen en el piso y entre la basura. Por lo general, no hablan con nadie más que con ellos mismos. Los infrahumanos están mal alimentados, padecen diversas enfermedades sin tratamiento, nadie los quiere atender ni ellos mismos saben qué hacer.

Los infrahumanos viven en la miseria, no tienen un baño con agua corriente, ni electricidad, ni gas, ni un techo sobre su cabeza. Comen de las sobras que encuentran tiradas en los basureros o de lo que alguien les da. La inmundicia es su fiel compañera y sus vicios su salvación instantáneadel infierno en que viven. Lo más seguro es que desde la infancia hayan crecido sin cariño, mal alimentados y, lo que es peor, sin cariño.

Son los infrahumanos todos esos que deambulan por doquier cual zombis, con la mirada perdida, la carne pegada a los huesos, la ropa desgarrada, y el cuerpo sucio. Viven aislados entre nosotros, y creo que la mayoría de ellos en las calles o en alguna casa abandonada morirán sin que a nadie le importe.

Los infrahumanos no pudieron o no quisieron enfrentar al mundo y se tiraron a perder. De momento nadie puede asegurar que no pueda terminar así. Las adicciones, el dolor, la frustración, las enfermedades mentales, el olvido y la desesperación nos pueden llevar a vivir en estas condiciones no dignas para el ser humano.

Si ves por ahí a estos indigentes, a estos locos, esos viciosos, como se les dice, y los puedes ayudar, hazlo, por favor, y evita a toda costa el convertirte en uno de ellos o provocar que otros caigan en ese oscuro mundo.