buscar noticiasbuscar noticias

Inflación, indicador nuevo

La información decía que la economía iba bastante bien, pero la cantidad de pobres iba en aumento y era ahí donde lo dicho con lo hecho no concordaba

Muchas veces en el transcurso de la vida económica del país, se tienen que reconsiderar las estrategias de impulso al desarrollo del país y no es complicado entender, que los proyectos de impulso productivo se deben de dirigir a regiones donde los insumos no le falten a la industria y el correcto guardar el equilibrio del agua, cuando se redireccionan a las empresas cerveceras a lugares donde esta suficiente esta materia prima... Complicado panorama en algunos municipios nacionales, cuando no se tiene muy clara la perspectiva, hacia dónde van y con una tesorería comprometida por bastantes años y aunque el discurso sea muy esperanzador su realidad es otra y es la que no se conoce pero si se siente por el ciudadano... Interesante que muchas empresas asiáticas se estén asentando en los diferentes estados del país, después de la pandemia, pero dicen muchos empresarios, que se debe de poner atención a las condiciones para su establecimiento que les indiquen los gobiernos, porque a veces no es como lo dicen al llegar la nueva inversión.


Y todavía más problemático para el bolsillo de las familias, porque será en que el impacto llegue de forma directa el movimiento de los precios, denominado económicamente como inflación y que siempre ha estado presente en las economías.

Pero a ciencia cierta, no se puede tener una amplia precisión de sus niveles de incremento reales, porque todo en el pasado estaba subsidiado y poco se sentía por la sociedad, la presencia de ese indicador en la vida económica del país.

Considerando que la economía y sus números, eran mostrados a la sociedad de manera diferente, con el objetivo de establecer de que todo estaba bien en determinado momento, pero cuando menos se esperaba llegaban las crisis.

Y mucho de ello porque la economía no estaba caminando bien, pero no todos lo sabían, pero el que salía al rescate era la abundancia petrolera y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, para equilibrar los números.

Y así la economía seguía su marcha con crisis y devaluaciones continuas y el crecimiento del Producto Interno Bruto, no era más que un número que atendían los analistas de la economía, para sus explicaciones de como marchaba el país.

Siempre dependiendo en su mayoría de los ingresos petroleros y de un manejo irregular de las finanzas públicas, donde poco se indicaba porque no repuntaba el campo, la industria y el comercio y sus servicios.

Y todo porque las explicaciones eran más políticas, que de realidades económicas de porque no se desarrollaba mas la planta productiva, porque capacidad económica había para hacerlo y no avanzaba y pocos se daban cuenta que era así.

Pero la información decía que la economía iba bastante bien, pero la cantidad de pobres iba en aumento y era ahí donde lo dicho con lo hecho no concordaba, porque ese indicador de la situación de las familias era un reflejo muy real.

Pero el reflector estaba más dirigido en atender el discurso político y no la realidad de la vida económica del país y eso que en ese tiempo, no había pandemia ni crisis de suministros producto de la misma emergencia sanitaria.

Y anteriormente, el indicador inflación se movía en dos a tres dígitos y la economía mexicana seguía su marcha y todo era avance, se decía, porque México es fuerte, se argumentaba, y logrará salir adelante.

Situación diferente se observa ahora, donde, en una economía globalizada, se presenta en el país una inflación de un dígito donde parecería que la quiebra de la economía mexicana es casi inmediata.

Cuando las condiciones que hoy guarda el escenario económico mexicano, no está en ese nivel como para manifestarlo de esa forma y donde tampoco la inflación no es por el manejo interno de la economía, sino que son efectos de la situación mundial.

Entendiendo la situación desde el punto de vista económico y no político, pero lo que si es necesario en este contexto es el de apuntalar el desarrollo productivo en los sectores de la economía, para hacerle frente a este indicador.

Porque no será con juego de números como se podrá resolver, porque su efecto es directo al bienestar de las familias que son las que diariamente reciben el nuevo valor de su dinero al concurrir al mercadeo de productos y servicios.

Demostrado esta, que la producción de mercancías y productos, serán la base principal para poder enfrentar cualquier turbulencia económica y es aquí donde hay que impulsar al campo, la industria y al comercio y servicios de forma efectiva, esa es la solución.

DEL ESCRITORIO


Muchas veces en el transcurso de la vida económica del país, se tienen que reconsiderar las estrategias de impulso al desarrollo del país y no es complicado entender, que los proyectos de impulso productivo se deben de dirigir a regiones donde los insumos no le falten a la industria y el correcto guardar el equilibrio del agua, cuando se redireccionan a las empresas cerveceras a lugares donde esta suficiente esta materia prima... Complicado panorama en algunos municipios nacionales, cuando no se tiene muy clara la perspectiva, hacia dónde van y con una tesorería comprometida por bastantes años y aunque el discurso sea muy esperanzador su realidad es otra y es la que no se conoce pero si se siente por el ciudadano... Interesante que muchas empresas asiáticas se estén asentando en los diferentes estados del país, después de la pandemia, pero dicen muchos empresarios, que se debe de poner atención a las condiciones para su establecimiento que les indiquen los gobiernos, porque a veces no es como lo dicen al llegar la nueva inversión.