buscar noticiasbuscar noticias

Curiosidades de actas de Cabildo del Ayuntamiento de Cajeme

El 16 de septiembre de 1949, se llevó a cabo la transición de poderes entre Vicente Padilla Hernández y el General Miguel Guerrero Verduzco

Al levantarse la primera acta de sesión de Cabildo, en el nuevo Ayuntamiento de Cajeme, quizá por el nerviosismo del señor Pedro Limón, encargado de transcribirlas al libro destinado para estos documentos, se asienta:

Mario Saucedo Gómez

 En el pueblo de Cajeme, Río Yaqui, Sonora, México, el día primero de enero de 1928, Siendo las 12 horas, reunidos en el local, del nuevo ayuntamiento los C.C. Ignacio Ruiz y...


Luego ya visto el único punto, que fue la instalación del cabildo, se concluye así: En nombre del Supremo Gobierno Constitucional del Estado Libre y Soberano de Sonora, se declara legalmente instalado el primer Municipio del Pueblo de Cajemecon lo que termina el acto a las 12 horas, del mismo año, firmando de presentes los que en ella intervinieron.

Es decir, de acuerdo a esta acta, la sesión dio inició y terminó a la misma hora.

 Acta número 49 de fecha 16 de septiembre de1949:

El 16 de septiembre de 1949, se llevó a cabo la transición de poderes entre Vicente Padilla Hernández y el General Miguel Guerrero Verduzco. Es sabido que Vicente Padilla y la comuna que dejaba el poder, venían de vivir un penoso litigio. El Gobierno del Estado en manos de Horacio Sobarzo Díaz los había acusado de delitos federales, a raíz de que su candidato, Manuel López Rivera, había perdido la elección contra Saturnino Saldívar Alcalá.  

El gobernador los acusó de fraude electoral y de manipular las elecciones para que ganara Saldívar Alcalá. 

A Vicente Padilla Hernández y a todos de sus regidores les habían dictado orden de aprensión, por lo que tuvieron que ampararse para no ser detenidos.

Para la fecha del cambio de poderes ya había terminado y puesto fin la demanda, sin embargo, el enojo y resentimiento de Padilla Hernández era manifestó y esto puede reflejarse en el acta número 79 de cabildo, empezando de la siguiente manera:

Siendo las once horas del día 16 de septiembre de 1949, se reunieron en las oficinas municipales...

El acta termina con el siguiente texto:

Habiendo terminado el objetivo de esta sesión se dio por terminada a las once horas y quince minutos del mismo día.

De acuerdo a lo ahí plasmado, la sesión de cabildo para esa transición de poderes, duró solo 15 minutos, por lo que es la sesión de cabildo más corta en la historia del Municipio de Cajeme y quizá lo sea en todo el territorio nacional.

En el primer tomo de libros de actas del Ayuntamiento, no aparece el acta número 42, la secuencia numérica termina en la foja número 212 y continua en la 219, fueron arrancadas las fojas 213, 214, 215, 216, 217,218.

Quizá esto podrá ser irrelevante. Pero a quienes les gusta la historia y principalmente la de Cajeme, lo anterior encierra un gran acontecimiento que vivió tanto la clase política como la sociedad civil de este municipio, en los primeros meses del año 1929.

A raíz del asesinato del General Álvaro Obregón, se empiezan a dar las luchas por el poder y su principal objetivo era alcanzar la Presidencia de la República.

El General Plutarco Elías Calles, a quien de cierta manera se acusaba de la muerte del General Obregón, pretendía imponer en la Presidencia a Pascual Ortiz Rubio y los seguidores del General Obregón a una de sus gentes, General José Gonzalo Escobar Beltrán.

En función de esto se empieza a gestar lo que se llamó Guerra de Renovación, en la que figuraban como principales actores los Generales José Gonzalo Escobar Beltrán, Francisco R. Manzo, Jesús Aguirre, Francisco Urbalejo y Fausto Topete; además del Lic. Gilberto Valenzuela, tío abuelo del Lic. Sostenes Valenzuela Miller, quien fuera Alcalde de Cajeme

El General Benito Bernal, por órdenes del Gobernador, General Fausto Topete, se presentó ante Cabildo de Cajeme para conminarlos a tomar la decisión, de sí Cajeme como municipio apoyaba el Movimiento de Renovación, o de lo contrario al General Calles, para ello cabildo llamó a sesión extraordinaria.

Contaba Alejandro Méndez Limón, regidor y sindico de esa administración, que ya reunidos en sesión, el General Benito Bernal cubría con una gran número de soldados, lo que era la calle Durazno, (Cinco de Febrero), entre Hidalgo y Guerrero, lo mismo hacían por el callejón del mismo nombre y el propio General con varios elementos permanecían dentro de la sala de cabildo donde se llevaba a cabo las sesiones, hostigando con su presencia y escudriñando con su mirada para ver que acordaban; el resultado fue que por unanimidad votaron a favor de adherirse al Movimiento de Renovación.

El 3 de marzo de 1929, es lanzado el manifestó llamado Plan de Hermosillo, con un llamado a ponerse en contra de Plutarco Elías Calles.

En diferentes estados de la república, se da el pronunciamiento del Movimiento de Renovación.

En Sonora, además de otros estados del norte, estaba liderado por el General Gonzalo Escobar.

El General Fausto Topete se levantó en armas en el sur de Sonora. Fue derrotado el 29 de abril, en Masiaca. 

En Cajeme, el Movimiento de Renovación fue aplastado por el fuerte contingente de soldados al mando del General Calles, además de la presencia de aviones que bombardearon la ciudad. Después de esto, el alcalde y el total de la comuna, abandonaron las oficinas municipales y fueron a esconderse en varios campos agrícolas

Cuenta también Alejandro Méndez, que una vez conocida la derrota del Movimiento de Renovación, el Secretario del Ayuntamiento les decía que había que arrancar las hojas del de acta número 42: si no lo hacemos -les dijo- ahí está fincada nuestra sentencia de muerte.

 Sigue contando Alejandro Méndez:

 Los miembros del cabildo le pedían que no las arrancara y que el mismo le sugirió: No lo hagas, si haces eso, algún día la historia lo reclamará.

Sin embargo, estas hojas fueron arrancadas del libro.

Después, cuando el General Calles se asentó en Cajeme, todos los miembros del cabildo fueron llevados a su presencia por Flavio Bórquez. Calles los reprendió severamente por haber abandonado el edificio del Ayuntamiento.

 Alejandro Méndez contaba, que al estar en la presencia del General Calles, él en lo particular sintió llegar la ahora de su muerte, pero sintió alivio cuando este les dijo: Por esto que hicieron debería mandarlos fusilar, pero les voy a dar la oportunidad de que abandonen la ciudad, si no lo hacen, los fusilaré.

Calles destituyó en ese momento al Alcalde Ignacio Mondaca y nombró Alcalde interino al Coronel Gustavo Dolores Cuevas Espinoza.

El Coronel Cuevas que había sido secretario particular del General Fructuoso Méndez, intervino ante Calles por la suerte de Alejandro Méndez y los demás miembros del cabido, que votaron a favor del Movimiento de Renovación.

Las fojas del 213 al 218 que faltan en el primer libro de actas, donde de acuerdo a Alejandro Méndez se escribió este episodio y que fueron arrancadas por el secretario, Salvador Tizcareño, la historia ya las ha reclamado.