buscar noticiasbuscar noticias

Agua que no has de beber...

Somos especialistas en quejarnos del servicio y de la infraestructura urbana, pero rehuimos la responsabilidad ciudadana de pagar

Agua que no has de beber... ¡a pagar hay que correr!, y es que el ¡75% de los usuarios de los servicios del Organismo Operador Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Cajeme (Oomapasc), no paga su servicio a la paramunicipal, entre ellos particulares, instituciones y negocios, al grado que se trae una cartera vencida de alrededor de mil quinientos millones de pesos y, de seguro, el impuesto predial municipal anda por las mismas.

Clásico, somos especialistas en quejarnos del mal servicio y de la deficiente infraestructura urbana, pero rehuimos de nuestra responsabilidad ciudadana de pagar en tiempo y forma por lo recibido.

El problema es grave porque el Organismo y el Ayuntamiento no cuentan con los recursos suficientes para salir adelante con sus responsabilidades, mientras que muchas personas tienen una situación económica muy crítica, y otros no pagan porque no les da la gana, y, si a eso le agregamos que muchos se escudan en el derecho que se tiene a contar con el vital líquido, la posible incompetencia de los responsables de la cobranza del organismo y/o el temor al mentado "costo político" que una recaudación agresiva puede generar y la doble moral de empresarios que anteponen sus intereses personales ante los comunitarios, tenemos la situación que ahora nos afecta a todos en Cajeme.

La realidad está delicada, y quién sabe si "ventilar a los deudores" no vaya a ser contraproducente, pero es válido cuando se está viendo que, por una parte el recurso es imprescindible para que el Oomapasc pueda funcionar, pero, por otra parte hay mucha ruina en el pueblo y, para completar el cuadro, la presa está casi vacía.

Vaya que el alcalde Javier Lamarque y su equipo de trabajo se sacaron "la rifa del tigre" con tantos problemas graves en Cajeme, pero démosle el voto de confianza, y nosotros a cumplir con los pagos y con el cuidado de la bendita agua de la que todos dependemos y de las calles que todos necesitamos de una manera u otra.

Jesushuerta3000@hotmail.com

Jesús Huerta Suárez