buscar noticiasbuscar noticias

VIDEO. "Podría haber muerto": la tragedia de una actriz n0p0r

La actriz de cine para adultos, Sophie Anderson, recauda dinero para su tratamiento, ya que sus redes sociales y sitios de fans fueron cerrados

La actriz de cine para adultos, Sophie Anderson, de 33 años, está pasando por una amarga experiencia a consecuencia de sepsis en uno de sus pechos, luego de que le explotara un implante.

VIDEO. "Podría haber muerto": la tragedia de una actriz n0p0r
PUBLICIDAD

Anderson dijo a través de un video que tuvo sepsis y necrosis en su seno izquierdo.

PUBLICIDAD

"Sufro por no comer adecuadamente, por la falta de sueño y por hacer cosas, mi sistema inmunológico sufre", mencionó entre lágrimas.

Según explicó, uno de sus implantes le explotó mientras se duchaba, al parecer, a causa de una infección, y es la cuarta vez que presenta sepsis en un año.

La pornstar contó que a pesar de todo es muy afortunada, pues los médicos le dijeron que pudo haber muerto a consecuencia de la infección; además reveló su pecho quedó destrozado luego de que el implante saliera disparado de su piel.

"Literalmente atrapé el implante cuando salía de bañarme. Llamé a gritos a mi novio cuando vi que  salió de mi piel. Miré hacia abajo y mi seno y mi prótesis de silicona se estaban desinflando, mientras me salía pus. En verdad temí por mi vida", recordó.

"Hay una herida a lo largo de mi pecho y no es un simple caso como colocar otro. Tengo que reconstruir todo. Me han dicho que vienen muchos años de reconstrucción por delante, por lo que son será solamente una operación".

Anderson agradeció a los médicos que le salvaron la vida y les rogó que mantuvieran sus implantes porque es su manera de sostener a sus hijos. "Estoy en la industria del cine para adultos y necesito trabajar para mantener a mis cuatro hijos", dijo.

La actriz se recupera en el hospital y ha abierto un fondo de recaudación de dinero en GoFundMe, para su reconstrucción mamaria, donde lleva alrededor de 8 mil libras, ya que, según contó, el año pasado le cerraron sus redes sociales y sus sitios de fans y el último dinero que le quedaba lo utilizó en mantener a su familia y pagar facturas.

Sophie Anderson teme que sea el fin de su carrera, pero agradece a su familia y su novio que la apoyan mientras ella se recupera en el hospital. "Es bastante horrible. Todo mi mundo se ha derrumbado. Mi carrera, a la que amo, está destrozada. Estoy muy preocupada porque ¿Cómo voy a mantener a mi familia? ¿Alguien volverá a contratarme?".

"He visto comentarios negativos por mi trabajo. La gente piensa que la reconstrucción de mi pecho es por vanidad, pero todo esto es mi vida y es muy importante para mi salud mental. El sexo es algo positivo y no me avergüenzo", declaró.


PUBLICIDAD