buscar noticiasbuscar noticias

Tribunal ratifica cárcel a youtuber que humilló a un vagabundo

El joven creador de contenidos le dio al hombre en situación de calle galletas con pasta de dientes; él alega que es una sentencia dura

Cuando de crear contenidos se trata, los influencers llegan a hacer cualquier cosa con tal de mantenerse vigentes, siempre y cuando sus acciones no impacten negativamente.

Tribunal ratifica cárcel a youtuber que humilló a un vagabundo
PUBLICIDAD

Tal es el caso del youtuber ReSet, quien en 2019 fue condenado a prisión, a pagar una compensación económica, además de tener prohibido, por cinco años, a volver a usar una cuenta en redes sociales.

PUBLICIDAD

El delito de Kanghua Ren, su nombre real, fue contra la integridad moral, pues publicó un video en el que daba de comer unas galletas rellenas con pasta de dientes a un hombre en situación de calle.

Inconforme con la condena, el influencer apeló a la sentencia al Tribunal Supremo de España; sin embargo, el pleno de la Sala de lo Penal ratificó la condena que un Juzgado de Barcelona le había impuesto.

Además de tener que purgar 15 meses en la cárcel, ReSet deberá pagar una indemnización a su víctima, por 20 mil euros (420 mil 369 pesos mexicanos) al hombre sin hogar por daño moral, por la difusión del video, y por el cual el chico ganó dos mil 180 euros.

Además, el joven tiene estrictamente prohibido, por un lustro, tener o crear una cuenta en la plataforma YouTube.

Kenghua Ren era toda una celebridad en la red, especialmente en Latinoamérica y España, pues en su canal en YouTube tenía 1.1 millones de suscriptores, cuyos videos registraban en total 124 millones de reproducciones.

La defensa del influencer

En su defensa, calificada de autocompasiva, Kenghua Ren señaló que todo era en plan de coña, que su intención no era ofender. Y le dijo a los magistrados: "Vosotros vais muy a tope con la ley".

Asimismo, lamentó perder su posición con creador de contenidos, pues antes del juicio de los 124 millones de reproducciones, al 2018 sólo tenía cuatro millones.

"Dejé el instituto para dedicarme a este trabajo. Lo estaba haciendo bien. Y luego pasó esto. La prensa me ha jodido", expuso el influencer.

Asimismo, dijo que los retos que asumía eran propuesta de sus seguidores, por lo que el resultado eran videos muy populares.


PUBLICIDAD