buscar noticiasbuscar noticias

Secuestra a su exnovia y la “marca” como de su propiedad

El hombre acosaba a la joven constantemente, hasta que la privó de su libertad y le tatuó su nombre en la cara, para que no fuera de nadie más

Tayane Caldas, una joven de 18 años, originaria de São Paulo, Brasil, denunció que el pasado 20 de mayo, quien fuera su expareja la privó de su libertad cuando salía de su casa para llevarla a una vivienda, donde luego la torturó y le tatuó su nombre en la cara, para marcarla como de su propiedad.

Secuestra a su exnovia y la “marca” como de su propiedad
PUBLICIDAD

La joven contó que hace seis años conoció a Gabriel Coelho y durante dos años fueron novios, aseguró que cuando se fueron a vivir juntos el joven comenzó a tener comportamientos machistas y posesivos, incluso la obligó a tatuarse su nombre en el pecho y la ingle.

PUBLICIDAD

La víctima contó que tras el comportamiento abusivo de su pareja, decidió terminar la relación, pero Gabriel no lo aceptaba y la acosaba constantemente, por lo que en dos ocasiones tramitó dos órdenes de alejamiento; sin embargo, no ayudaron a mantenerla segura.

Incluso la madre de Tayane, Déborah Velloso, trató de hablar con él, pero no sirvió de nada.

imagen-cuerpo

Coelho fue aprehendido por la Policía y trasladado al Centro de Detención Provisional de Taubaté, donde investigarán también la participación de su padre como presunto cómplice.

El presunto agresor presentó a manera de defensa un audio en el que se escucha a una mujer dándole su consentimiento para que le realizara el tatuaje; sin embargo, la chica asegura que pronunció esas palabras bajo amenazas.

“Me ató los brazos y me golpeó y dijo que me iba a tatuar la cara. Le supliqué y lloré. Le pedí que no lo hiciera porque destruiría mi vida, pero él dijo que de todos modos lo haría. Cuando vi el tatuaje solo pude llorar”, contó Caldas.

“Me mató por dentro, terminó con una forma de marcarme como de su propiedad”, dijo la joven a los medios locales.

El caso de Tayane causó indignación una vez que se le dio difusión en redes sociales y ha recibido ofrecimientos de ayuda psicológica, abogados, médicos e influencers.


PUBLICIDAD