buscar noticiasbuscar noticias

Mata a su hija, a su esposa, a su suegra y se suicida

Al parecer la pareja enfrentaba un proceso de divorcio; además, el hombre era acusad de abusar físicamente de su niña de cuatro años

Una terrible tragedia se vivió en el condado de Harris, Texas, pues una niña, su madre y su abuela fueron asesinadas por un sujeto que, consumado su múltiple asesinato, se quitó la vida.

Mata a su hija, a su esposa, a su suegra y se suicida
PUBLICIDAD

La Policía informó que las víctimas son una menor de 4 años de edad, su mamá de 36 y la anciana de 64, cuyos cadáveres fueron encontrados en su casa.

PUBLICIDAD

Al lado de los cuerpos estaba también el de su asesino, padre de la pequeñita, quien se suicidó.

De acuerdo con el jefe de Policía de Harris, Ed González, la pareja era originaria de Pakistán y estaba en tribunales enfrentando un proceso de divorcio.

Asimismo, el caso sacudió a la comunidad, pues de acuerdo con el testimonio de los vecinos, la pareja era muy amable, por lo que colocaron un altar en su memoria.

A raíz de los hechos, se inició una investigación, de la que se desprendió que escucharon seis disparos, pero que la Policía llegó a la escena dos horas más tarde.

La madre de la niña era profesora de una escuela islámica, a quien describieron como sumamente responsable y que jamás faltaba, refirieron sus compañeros.

El día de los hechos, al ver que no llegaba, personal de la escuela acudió a su casa para ver qué estaba pasando y ahí se enteraron que la madre, su hija y la abuelita habían sido asesinadas a balazos.

Asimismo, se indicó que dentro del proceso de divorcio, la mujer acusó a su esposo de abusar física y emocionalmente de la pequeñita.

Sin embargo, las autoridades explicaron que el sujeto visitó a su esposa cuando iba al rumbo al trabajo, pero se enfrascaron en una discusión, por lo que éste sacó un pistola y le dio dos balazos a la mujer; luego atacó a la niñita y a la abuela, a quienes les dio un balazo a cada una y, finalmente, se disparó en dos ocasiones para acabar con su vida.

Como las víctimas, cuyas identidades no fueron dadas a conocer, no tenían familiares en Texas, las autoridades están intentado contactar a sus parientes en Pakistán.


PUBLICIDAD