buscar noticiasbuscar noticias

Así va el drama de la "buena samaritana" y el vagabundo

El esposo de la mujer, el exmarido, el vagabundo y la mujer hablan de lo ocurrido; ahora la autoridad deberá deslindar responsabilidades

Luego de que se hiciera viral el caso de la mujer que, en un acto de "buena samaritana", que intentaba ayudar a un vagabundo y terminó sosteniendo un encuentro sexual con él, en lo que alegó trance sicótico, la historia no ha parado, debido a que ya han hablado el esposo, el exesposo de la mujer y el indigente con el que la hallaron en el carro familiar.

Así va el drama de la buena samaritana y el vagabundo
PUBLICIDAD

De acuerdo con medios brasileños, el esposo de la mujer, Eduardo Alves, un entrenador fitness, sostiene que lo ocurrido con Sandra Mara Fernandes es algo que no había pasado antes, en los tres años de matrimonio; además, sostiene que su esposa es una mujer muy emocional, por lo que pudo haber sufrido el trance sicótico en el que, según ella, recibió un mensaje divino y por lo que actuó en consecuencia.

PUBLICIDAD

Asimismo, el hombre señala que desde el momento en que se hizo viral el video, los mensajes de personas malintencionadas no paran de llegar a su teléfono; y es a grado tal el acoso, que hasta atentan contra la privacidad de sus hijos, pues le hacen llegar fotografías de los pequeños, con mensajes ofensivos, así como los que atentan contra "el honor de su esposa.

LO QUE DICE EL EXMARIDO

Por su parte, Cleyton Costa, exesposo de Sandra y profesor de Educación Física, habló para medios de Brasil, y defendió a Sandra, al asegurar que ella "es una persona muy emocional".

Asimismo, Cleyton dijo estar preocupado por la salud mental de la mujer con quien tiene una hija en común, ya que asegura que durante el tiempo que estuvieron juntos jamás tuvo un comportamiento así, ya que es una buena persona, que ayuda con su fe a los más vulnerables.

"Sandra es una persona de muy buen corazón que siempre ha ayudado a su familia. Es una gran madre, muy buena persona y no se merecía estar pasando por esto".

Cleyton señala que, a pesar de la ruptura, destaca que su cariño por ella sigue vigente, por ser la madre de su pequeña.

LA DECLARACIÓN DEL VAGABUNDO

Luego de permanecer por una semana internado en un hospital de la Secretaría de Desarrollo Social de Planaltina, el vagabundo con el que Sandara tuvo sexo refiere que él ya la conocía; además, que cuando ocurrió lo del sexo, ella lo invitó a subirse a la camioneta, al decirle "¿Jugamos?".

No supo nada de un esposo, hasta que el hombre enojado abrió el carro y lo tundió a golpes; además, negó haber violado a Sandra.

Sin embargo, en cuanto el indigente salió del nosocomio, "desapareció"; creen que se debió a que le incomodó ser reconocido en muchas partes.

LO QUE DIJO LA "BUENA SAMARITANA"

En cuanto al argumento de la mujer, a través de audios de WhatsApp y en su declaración ante la Policía, dijo que todo fue consensuado, e incluso dijo que besó al hombre delante de su suegra, porque "era su propósito".

Ya en el carro, ella conduciendo, llegó a un sitio oscuro, vacío, donde "sintió la necesidad de dejarlo entrar en su cuerpo".

Además, señaló que ayudar al indigente había sido un "mensaje de Dios", pues vio en el sujeto "imágenes de su esposo y Dios".

A raíz del supuesto trance sicótico, Sandra fue internada en una institución de salud

mental, donde permanece incomunicada y sin teléfono, además de recibir "apoyo clínico y siquiátrico, según el protocolo de atención a este tipo de violencia"; en tanto, su esposo Eduardo sigue libre, sin enfrentar ante la autoridad la golpiza que le propinó al vagabundo, y éste último no quiere saber nada y se "evaporó".


PUBLICIDAD