buscar noticiasbuscar noticias

Acude a quiropráctico para ajuste de cuello y queda paralítica

Médicos realizaron pruebas las cuales revelaron que tenía cuatro arterias diseccionadas

Una joven recién egresada de la universidad, quedó paralítica luego de asistir a un quiropráctico para un ajuste de cuello; los médicos descubrieron que tenía cuatro arterias diseccionadas.

Acude a quiropráctico para ajuste de cuello y queda paralítica

La afectada es Caitlin Jensen, de 28 años de edad, quien egresó como químico y biólogo de la Universidad de Georgia.


A raíz de que requiere ayuda para costear los gastos médicos, su familia abrió una página GoFundMe, en la que se expone el caso de la chica.

Cuenta que tras asistir al tratamiento, el quiropráctico llamó a la familia de Caitlin, a la que les dijo que el ajuste había tenido reacciones, por lo que llamó al 911.

De inmediato fue llevada al hospital, donde tras exhaustivas pruebas, le encontraron en el cuello cuatro arterias severamente afectadas, que le impedían movilidad del cuello hacia abajo.

Asimismo, fue tan severo el daño, que la joven padeció paro cardiaco y derrame cerebral, por lo que fue sometida a reanimación, pues pasó 10 minutos sin signos vitales.

"Esa mañana nos levantamos y hablamos con ella antes del trabajo. Estábamos hablando con ella y luego, 30 minutos después, está en el hospital y ahora en la unidad de cuidados intensivos", comentó Caleb, hermano de la universitaria.

Tras llevarla a cirugía, los doctores repararon desgarros y colocaron un stent (endoprótesis vascular) en una arteria.

Por su parte, Darlene Jensen, madre de la joven, explicó que los médicos le habían informado que el daño procedía del ajuste hecho por el quiropráctico.

Por ello, la familia de la joven contrató abogados, a fin de proceder en contra de quien resulte responsable.

Darlene reconoció el trabajo de los cirujanos, así como a todos los que participaron para salvar la vida de su hija; además, coincidieron en que todo ocurrió debido a la manipulación del cuello.

Aunque no han dado a conocer públicamente el nombre del quiropráctico, han tenido comunicación con él, pero se niega a hablar sobre el incidente, recurriendo a las leyes de privacidad.

A la fecha, Caitlin permanece internada en condición crítica en la unidad de cuidados intensivos (UCI) del área neurológica del Memorial Hospital, en Savannah, Georgia.

Aunque está consciente y puede responder parpadeando o moviendo los dedos del pie izquierdo, el resto de su cuerpo permanece paralizado.