buscar noticiasbuscar noticias

Caos en la frontera con EU

PUBLICIDAD

“Por un posible cierre de la frontera con la Unión Americana estaría en ries­go de interrumpirse el intercambio te­rrestre de productos y servicios con ese país que asciende diariamente a mil 700 millones de dólares, situación que im­pactaría negativamente a la economía mexicana y del vecino país”

PUBLICIDAD

De acuerdo con el empresario, las autoridades estadounidenses deben re­solver la reubicación de personal en sus aduanas, con la finalidad de acelerar el ingreso de autotransportes de carga de México, afectado en los últimos días.

“Esperamos que el cierre de la fronte­ra, anunciado por el presidente Donald Trump, no se lleve a cabo y sólo sea par­te de su estrategia electoral, como pen­samos que se trata”, afirmó.

Indicó que el autotransporte de carga es el medio más utilizado para el movi­miento de mercancías bilateral, en pro­porción de 71.2% para las exportaciones mexicanas y 66.9% para las importa­ciones, de acuerdo con datos de la Ofi­cina de Estadísticas del Transporte de Estados Unidos (BTS, por sus siglas en inglés).

De cerrarse los pasos fronterizos, puntualizó, se afectaría el flujo de mer­cancías y servicios, que promedia mil 700 millones de dólares a diario, de acuerdo con información de la Cámara de Comercio de Estados Unidos (USCC, por sus siglas en inglés).

Por otra parte, subrayó que las autori­dades de Estados Unidos deben concluir cuanto antes la reubicación de aproxi­madamente 750 oficiales de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Es­tados Unidos (CBP, por sus siglas en in­glés), dedicados ahora a la contención del ingreso de migrantes indocumentados.

Señaló que empresas del sector ter­ciario ubicadas en la zona norte han resultado afectadas, al permanecer va­rados durante horas camiones de carga en los principales puentes que conducen a las garitas de la frontera.

Por otra parte, reconoció la situación en la que el actual Gobierno Federal re­cibió el sistema aduanero, con una in­fraestructura insuficiente que opera con discrecionalidad, en la que incluso se puede presumir la infiltración de redes delincuenciales.

“Esto se traduce en tiempos de espera poco competitivos y además se llega a cri­minalizar al usuario nacional y extran­jero y se pierden las ventajas competiti­vas de nuestras ciudades al convertirse éstas en puerta para el ingreso ilegal de vehículos, mercancías y combustibles”, destacó.


PUBLICIDAD