buscar noticiasbuscar noticias

Taller de ópera de FAOT arroja resultados positivos

PUBLICIDAD

Un total de 15 jóvenes pro­venientes de diversos estados del país, se vieron beneficiados a través de las clases imparti­das por los especialistas Teresa Rodríguez, Joan Dorneman, Eytan Pessen, Carlos Conde y Jorge Vargas.

PUBLICIDAD

Los resultados se observaron en la Noche de Gala en Palacio Municipal, donde se presenta­ron los nóveles talentos bajo la dirección de Teresa “Beba” Ro­dríguez, quien obtuvo el Reco­nocimiento al Mérito Artístico y Académico FAOT 2019, de ma­nos de la gobernadora del Esta­do, Claudia Pavlovich, el pasado 19 de enero.

“El taller ha sido una joya, espero que se quede como parte del programa porque el festival no solo trae a cantantes, tam­bién los produce”, comentó la so­prano Ariadne Montijo, que en 2016 recibió el Reconocimiento al Talento Joven FAOT.

Aplaudió que se haya llevado a cabo por iniciativa de Mario Welfo Álvarez Beltrán, director del Instituto Sonorense de Cul­tura (ISC), a fin de apoyar a la nueva generación de cantantes.

“Estos cursos representan una gran inversión que la ma­yoría no tenemos. Una oportu­nidad como esta, con maestros de tanta calidad, a veces es in­accesible para nosotros porque los cursos con estas caracterís­ticas se dan en otro país. Sien­do reales, eso no es posible para muchos de quienes estudiamos canto”, resaltó.

Consideró que el Festival Alfonso Ortiz Tirado hace una inversión en la cultura y en los jóvenes cantantes de ópera.

La maestra Teresa “Beba” Rodríguez explicó que el objeti­vo del taller de ópera es apoyar a los super talentos de México.

“Hay exceso de talento vocal, lo interesante es traer buenos formadores a estos jóvenes. La ópera siempre ha estado en con­tracorriente, pero ha tenido sus años de oro”, apuntó.

Recordó que llegó a trabajar en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México cuando se ofrecían hasta 84 funciones por año.

“Había mucho movimiento, ahora creo que se hacen 20 fun­ciones, pero hay más cantantes que antes; sin embargo, son me­nos las oportunidades de traba­jo y de desarrollo”.

Con respecto a la formación de públicos, Teresa “Beba” Ro­dríguez señaló que, en México, la mayoría de presentaciones de ópera son gratis, pero difiere de esto.

“Se debería cobrar por lo me­nos cinco pesos para que la gen­te entienda que cuesta mucho hacerlo”, concluyó.


PUBLICIDAD