buscar noticiasbuscar noticias

Rafael Amaya sufre delirio de persecución en las calles de Tijuana

El actor pedía ayuda mientras corría diciendo que era perseguido por un grupo de personas que lo quería secuestrar

Unos meses después de que el actor Rafael Amaya dejara la clínica de rehabilitación de Julio César Chávez, ubicada en Culiacán, Sinaloa, se fue a vivir a Tijuana, Baja California, a casa de unos familiares.

Al parecer, una madrugada el actor se escapó de la casa y terminó por las calles de la ciudad fronteriza, con aparente delirio de persecución, pues mientras corría, gritaba desesperado pidiendo ayuda, argumentando que era perseguido por un grupo de personas que lo querían secuestrar.

Rafael Amaya sufre delirio de persecución en las calles de Tijuana
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

“El Señor de los Cielos” fue visto en el bulevar Agua Caliente y Avenida Tapachula, por un automovilista, que sin saber quién era, se detuvo a prestarle ayuda.

El hombre lo subió a su auto por temor a que fuera atropellado y lo llevó a una gasolinera cercana para que se tranquilizara.

El actor de 44 años continuó con una fuerte crisis nerviosa, mientras seguía repitiendo que lo querían secuestrar y quería ir al Ministerio Público a levantar una denuncia.

Una persona se comunicó al 911 ante el escándalo que el actor ocasionaba, por lo que arribaron elementos policiacos, quienes lo reconocieron y se dieron cuenta que deliraba.

Amaya insistía en ir al Ministerio Público, pues no podía decir lo que pasaba por estar en un lugar público y ser una persona famosa y tampoco podía decir quién lo seguía, sólo repetía que era un grupo de personas en varios automóviles.