buscar noticiasbuscar noticias

Padro Fernández, cuarentón y pachanguero





Y tal parece que conquistar con su voz es una cualidad que el tiempo no ha borrado o al menos eso fue lo que de­mostró el artista con el show que ofreció para celebrar sus 40 años de trayectoria.

Al puro estilo mexicano, el intérprete se volvió el rey de la noche desde el comienzo de su concierto, los más de 20 elementos del mariachi Nues­tro México, quienes vestidos de tonos verde, blanco y rojo dibujaron la bandera del país en el escenario de la Arena Ciudad de México, desataron la lluvia de gritos de emoción de los asistentes.

Frente a los efusivos fans, apareció la silueta de Fernán­dez, quien extendió las manos para dejarse querer por los aplausos y así arrancar su Tour 40 Aniversario al compás de “Verdolaga”.

De los gritos, la gente pasó al coro de temas como “Los Hombres no Deben Llorar” y “Tres Regalos”.

En el festejo no faltaron los provocativos bailes del artista, quien al ritmo de guitarras, violines y trompetas meneó su cadera, dio vueltas y mandó besos a sus seguidoras.

Sus acciones provocaron que las mujeres le dedicaron algunos piropos: “¡Sabroso!”, le gritó alguna.

Sonaron “¿Quién Será?” y “Yo Soy el Aventurero”, y para “El Siete Mares” y “Yo No Fui” se sumó un grupo de bailari­nes de danza folclórica.

Para ese momento el públi­co, conformado entre jóvenes, adultos y más mayores, deja­ron atrás sus asientos y de pie bailaron y aplaudieron.