buscar noticiasbuscar noticias

"Ojos rojos y mirada perdida", así recuerda Nicole a su padre JC Chávez

A diferencia de sus hermanos, Julio César Jr. y Omar, a la menor de la familia nunca le tocó ver actos agresivos hacia ella o su mamá

Julio César Chávez es, sin lugar a dudas, una de las más grandes leyendas del boxeo en México y el mundo; y si bien tuvo varias peleas monumentales arriba del cuadrilátero, la más difícil de todas fue cuando tuvo que lidiar con el fantasma de las adicciones al alcohol y las drogas.

Y así es justo como Nicole Chávez, su hija menor, le recuerda, pues durante su infancia vivió una de las etapas más duras para el pugilista.

Ojos rojos y mirada perdida, así recuerda Nicole a su padre JC Chávez
PUBLICIDAD

Sin embargo, actualmente la actriz de Televisa afirma que gracias a las terapias familiares fue que perdonó a su padre, pues entendió que lo que le pasaba era una enfermedad.

PUBLICIDAD

No obstante, pese a lo que su padre vivía cuando era muy pequeña, a diferencia de sus hermanos Julio César Jr. y Omar, ella nunca vivió un mal momento, pero recuerda vagamente que cuando su papá estaba bebido o drogado, tenía sus mañas para que no lo notaran.

"Gracias a Dios lo sané, perdoné y aprendí que era una enfermedad. Y es que desde muy chica comencé a ir a terapias, me volví constante cuando mi papá me invitaba a hacer terapias en sus centros de rehabilitación, iba sola o con mis papás".

Aclaró que ello ocurrió cuando Julio César Sr. ya estaba rehabilitado y abrió las clínicas, donde tuvo acceso a médicos y sicólogos, además de no sentir resentimiento hacia él, pues jamás su padre tuvo una actitud irrespetuosa, como darle una nalgada o algo parecido, no que le gritara a su madre.

"Nunca fue por ahí. Lo recuerdo transformado con la mirada perdida y los ojos rojos al hablarme y eso me llamaba mucho la atención. Por eso mismo mi mamá me decía que no le tuviera miedo que estaba enfermo", puntualizó.