buscar noticiasbuscar noticias

En prisión, Paola Durante fue protegida de Sara Aldrete, la Narcosatánica

Durante dice que en el tiempo que estuvo presa, acusada de complicidad en el asesinato de Paco Stanley, nunca se sintió sola, pues todas las internas la querían y la respetaban

El 7 de junio de 1999, Paco Stanley fue asesinado en el restaurante “El charco de las ranas”, en la Ciudad de México. Las investigaciones apuntaron a Paola Durante y Mario Bezares por estar presuntamente relacionados con el crimen, quienes fueron recluidos en un centro de reinserción.

La modelo, quien desde niña tuvo una vida muy difícil, marcada por el maltrato, en entrevista con Yordi Rosado contó cómo fue su vida, cuando a los 24 años fue acusada de asesinato y llevada a prisión.

En prisión, Paola Durante fue protegida de Sara Aldrete, la Narcosatánica
PUBLICIDAD

Dijo que en la cárcel encontró amor y protección por parte de las demás reclusas, además de compañerismo y crecimiento, lo que le fue negado muchas veces cuando estaba en libertad.

PUBLICIDAD

Contó que al llegar al reclusorio sintió mucho miedo, pues la habían amenazado con que la bajarían a población, que es donde están las demás reclusas, y que ahí le harían “cobijazo”, lo que significaba envolverla en una cobija y golpearla fuertemente.

Dijo que al bajar a población, iba aterrada, pero se llevó una gran sorpresa al encontrarse con una mujer de aproximadamente 1.80 de estatura, ojos amarillos, que le causó mucho miedo.

 “Bajé con mucho miedo y de repente veo a una mujer me dice ‘qué onda, yo soy Sara Aldrete -la Narcosatánica- y soy tu madrina. Voy a protegerte y te voy a llevar a todos los dormitorios, quiero que conozcas el reclusorio”.

 Confesó que sentía mucho miedo, pero Sara Aldrete, quien estaba sentenciada a 50 años de prisión por ser parte del grupo delincuencial Los Narcosatánicos, quienes asesinaban, descuartizaban a sus víctimas y los usaban en rituales satánicos, le dijo que estuviera tranquila, que ella la defendería”, recordó.

Relató que nunca le hicieron algo feo mientras estaba en prisión, por lo contrario, la ayudaron a tener más seguridad en sí misma, dejó de usar maquillaje para tapar su color de piel; además, también le inculcaron valores religiosos, pues sus compañeras le dijeron que necesitaba tener fe para poder sobrellevar la dura situación en la que se encontraba. También aprendió a rezar el rosario y hasta fue madrina de lazo en la boda de unas reclusas.

 “Yo, de hecho, le dije una vez a mi mamá que me sentía más segura adentro que afuera, que adentro todas me querían y me respetaban, yo no me sentía sola, me sentía acompañada, me sentía alguien”, dijo.

Cuando le otorgaron su libertad por falta de pruebas, regresó a la prisión para despedirse de sus compañeras y hacer el papeleo necesario y, dijo, fue uno de los momentos más conmovedores de su vida.

“Llegué y les enseñé los dedos manchados de tinta, que era una señal de ya te ibas. Me dijeron que cuando me fuera no volteara, aunque tuviera muchas ganas de hacerlo -porque las quería mucho y eran como hermanas para mí-, todas gritaron de emoción y escuché cómo lloraban, pero no volteé”, recordó.

Paola Durante anunció que próximamente habrá una serie en la que se contará toda la verdad en torno al asesinato de Paco Stanley.