buscar noticiasbuscar noticias

Duelo de Primeras Damas

Melania siempre luce distante, fría, casi acartonada, Jill luce más entusiasta, espontánea, real

Pronto llegará una nueva Primera Dama a la Casa Blanca, un puesto que puede ser vital como apoyo al Presidente en cuestión y como imagen del País.

Así, la llegada doctora Jill Biden, profesora por más de 30 años con un doctorado de la Universidad de Delaware, que ha comentado que seguirá trabajando, marca un cambio profundo del papel desempeñado por Melania Trump, ex modelo y quien no se involucrara totalmente en las actividades sociales que generalmente corresponden tradicionalmente a ese papel en la política.

Duelo de Primeras Damas
PUBLICIDAD

La diferencia entre esas dos mujeres es como el día y la noche. Estamos hablando de dos damas guapas y maduras. Melania es casi como una modelo y cuenta con una figura excelente y que viste diseños exclusivos de firmas como Dior, Dolce & Gabbana o Armani, Jill, aunque usa alguna de estas firmas también, muestra una imagen más cercana a la gente, cosa que puede ser beneficiosa para su marido.

Noticia Relacionada

"La doctora Biden tiene una imagen definida con mensajes muy claros: elegancia, feminidad, liderazgo y cercanía. Por eso siempre usa vestidos y looks apropiados, de diseñador sí, pero sin exagerar nunca en cuanto a colores, accesorios o estampados. Lejos de los excesos de Melania, que siempre viste prendas muy caras y ha lucido elementos no convenientes para ciertos casos (como usar tacones en un lugar inundado), la nueva Primera Dama tiene un vestuario, cómodo, relajado que no pierde la elegancia y hasta se atreve a usar jeans, cosa que la hace más cercana", agrega Araceli Motta, especialista en imagen.

También es notoria una diferencia en cuanto a los arreglos estéticos entre ambas, ya que las expertas opinan que mientras Melania luce siempre perfecta, por sus tratamientos y cirugías, a Jill no le importa aparentar como una mujer de su edad, más natural y relajada.