buscar noticiasbuscar noticias

Ben Affleck nuevamente busca anillo de compromiso para JLo

Hace 19 años, el actor entregó un carísimo diamante a la cantante, con un enorme diamante rosa de 6.1 kilates

Ben Affleck y Jennifer Lopez son la pareja del momento desde que iniciaron su relación, después de haber estado comprometidos en 2002, cuando el actor le propuso matrimonio a la puertorriqueña con un diamante rosa de 6.1 quilates, de más de 2.5 millones de dólares en aquel tiempo.

Sin embargo, la boda nunca se llevó a cabo y tomaron caminos diferentes, pero, en la celebración del cumpleaños 52 de la cantante, tras su separación del exbeisbolista Alex Rodríguez, así como de Ben Affleck con Jennifer Garner, se volvieron a ver juntos y muy enamorados.

Ben Affleck nuevamente busca anillo de compromiso para JLo
PUBLICIDAD

Sin embargo, la boda nunca se llevó a cabo y tomaron caminos diferentes, pero, en la celebración del cumpleaños 52 de la cantante, tras su separación del exbeisbolista Alex Rodríguez, así como de Ben Affleck con Jennifer Garner, se volvieron a ver juntos y muy enamorados.

PUBLICIDAD

imagen-cuerpo

Tras 17 años, nuevamente están juntos; la cantante y actriz compartió unas fotografías donde lucía su espectacular figura con un diminuto bikini, pero no fue eso lo que impactó a los internautas, sino una imagen en la que aparecen besándose apasionadamente.

Recientemente, a través de un portal de Internet, se mostraron algunas fotografías en las que se puede ver a Ben Affleck acompañado de uno de sus hijos y de su madre, paseando por un centro comercial en Los Ángeles.

Al llegar a la elegante joyería Tiffany & Co., Affleck se detuvo a mirar los anillos de compromiso exhibidos en la popular tienda y, aunque no compró ninguno, se especula que la intención del actor es proponerle matrimonio nuevamente a Jennifer Lopez.

Los enamorados se han dejado ver juntos en numerosas ocasiones, aunque no comparten muchos detalles de su relación, pero todo parece indicar que la historia de amor marcha cada vez mejor y, que las segundas oportunidades, sí existen.


PUBLICIDAD