buscar noticiasbuscar noticias

Pena de muerte para boxeador que asesinó a su amante embarazada

Félix Verdejo golpeó a la mujer, la drogó, la ató de pies y manos con alambre, la arrojó viva de un puente para que se ahogara y desde ahí le disparó

El boxeador puertorriqueño Félix Verdejo "El Diamante", de 27 años, podría enfrentar la pena de muerte por el asesinato de su amante embarazada, Keishla Rodríguez, y el juez ordenó que permanezca detenido sin derecho a fianza.

El acusado no dio ninguna declaración durante la audiencia virtual en la que estuvo acompañado por un traductor, pero la jueza Camille Vélez, afirmó que este caso es elegible para la condena de pena de muerte.

Pena de muerte para boxeador que asesinó a su amante embarazada
PUBLICIDAD

Verdejo es acusado de por el FBI de golpear a Keishla Rodríguez e inyectarla con una jeringa llena de una sustancia desconocida comprada en un complejo de viviendas públicas. El boxeador ató brazos y pies de su víctima con alambre y le amarró un pesado tabique para luego lanzarla desde un puente, y dispararle al cuerpo. Además, el pugilista es acusado de secuestro, robo de auto y de matar intencionalmente a un nonato.

PUBLICIDAD

También se informó que otra persona ayudó al boxeador de secuestrar y matar a la mujer de 27 años.

Desde el pasado jueves la joven fue reportada como desaparecida luego de que no se presentara a su trabajo en una peluquería de mascotas, pero fue encontrada en una laguna cerca de San Juan el sábado y el domingo las autoridades la identificaron por sus registros dentales.

Félix Verdejo y sus abogados no han comentado nada al respecto y la Policía informó que el boxeador se negó a responder preguntas.

La familia de la mujer informó que ella esperaba un hijo del boxeador, pero él se negaba a que lo tuviera, pues está casado y tiene una hija pequeña.

También aseguraron que Verdejo y Keishla se conocen desde la secundaria y mantenían una relación extramarital.

El caso ha indignado a muchas personas en Puerto Rico, por lo que el domingo se reunieron en el sitio donde encontraron el cuerpo de la infortunada mujer para exigir justicia.

imagen-cuerpo