buscar noticiasbuscar noticias

“Chenán” Yépiz, una leyenda viviente del softbol sonorense

Fernando Yépiz Talamante es considerado para muchos el mejor lanzador sonorense de la historia y uno de los mejores de México

Armando Valenzuela

El Municipio de Navojoa ha sido prolífico en la producción de softbolistas, considerado en algún momento como la Catedral del Softbol. Pero sin duda alguna su máximo exponente y referente es Fernando Yépiz Talamante.

“Chenán” Yépiz, una leyenda viviente del softbol sonorense
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Armando Valenzuela

El Municipio de Navojoa ha sido prolífico en la producción de softbolistas, considerado en algún momento como la Catedral del Softbol. Pero sin duda alguna su máximo exponente y referente es Fernando Yépiz Talamante.

“Chenán”, como también es conocido, tuvo una brillante carrera como lanzador de softbol, que lo encumbró a ser considerado para muchos el mejor lanzador sonorense de la historia y uno de los mejores de México.

Nacido dentro de una de las dinastías más emblemáticas del softbol de la Perla del Mayo, los Talamantes, “Chenán” estaba destinado a escribir su nombre con letras de oro dentro del deporte de la pelota blanda en nuestro Estado.

Su primer contacto con el softbol fue a la edad de nueve años, acompañando a su tío Javier Talamante, como batboy de las selecciones de Navojoa y Sonora, es ahí donde nace su amor por este deporte.

Tan inesperado como sorprendente fue su debut como lanzador a la edad de 18 años, lanzando cinco entrabas en blanco, pero no acreditándose el triunfo al lanzar su antagonista Ricardo León, juego sin hit ni carrera.

A partir de ese momento, se inicia una larga trayectoria que hasta la actualidad se mantiene vigente, ya que sigue dando muestras de su calidad en torneos municipales.

Es en Reynosa, Tamaulipas, donde jugando para Jalisco, durante un Torneo Nacional de Segunda Fuerza lanza su primer juego sin hit ni carrera, ante un representativo del Distrito Federal.

Después de un par de participaciones con el representativo de Jalisco en torneos nacionales de Segunda Fuerza, viene su debut en la máxima categoría, vistiendo los colores de su natal Navojoa.

Fue durante un Torneo Estatal de Primera Fuerza en Ciudad Obregón, enfrentándose en su debut a la escuadra de Hermosillo, torneo que ganó la escuadra anfitriona, pero para él representó su primer llamado a vestir la casaca sonorense, su primera vez en la máxima categoría de 24 ocasiones que lo hizo.

En el año 1986, tuvo su primer llamado para vestir la playera nacional, la cual defendió hasta el 2005, participando en dos Mundiales, uno en Saskatoon Askatchewan, Canadá en 1988 y el otro en Sudáfrica en el 2000.

También participó en cinco Panamericanos, tres Centroamericanos y múltiples torneos internacionales de invitación.

Fue precisamente en una de esas participaciones, el Torneo Latino, celebrado en Houston, Texas, donde fue nombrado el mejor pitcher del torneo, el jugador más valioso y parte del equipo ideal, después de ganar los cinco juegos del equipo mexicano, que se coronó invicto.

Espacio nos haría falta para enumerar los logros conseguidos por este destacado deportista sonorense, que fue nombrado softbolista del año de Jalisco, deportista del año en su natal Navojoa, softbolista del año en Sonora,

ciudadano distinguido de Navojoa y que tiene retirado su número 12 en selección Navojoa y con la selección Sonora.

LOGROS

27 juegos sin hit ni carrera, dos de ellos con la selección mexicana.

7 juegos perfectos.

Varios campeonatos de pitcheo.

Jugador Más Valioso tanto en torneos estatales como nacionales y en una ocasión con la selección mexicana.


PUBLICIDAD