buscar noticiasbuscar noticias

Yaquis y mayos, inmersos en las adicciones

"Que salgan de las oficinas los funcionarios, que trabajen en la atención de los pueblos indígenas y que realmente atiendan la necesidad que abruma a nuestros pueblos", resaltó Abel Alfredo Ramírez Torres, presidente de la agrupación indígena mayo Jiapsi Yoreme, después de comentar que los tres niveles de Gobierno no presentan resultados concretos en educación y desarrollo para evitar llegue el alcoholismo y drogadicción a las etnias.

Con el mismo punto de vista, Guadalupe Flores Maldonado, miembro de la tropa yoreme, dio a conocer que al menos en Loma de Bácum del 100% de yaquis, un 60% de hombres y mujeres se mantienen inmersos en la drogadicción y alcoholismo.

Yaquis y mayos, inmersos en las adicciones
PUBLICIDAD

E incluso, manifestó que le ha tocado atender 7 casos donde niños de 6 a 10 años han estado bajo el efecto de las drogas, debido a que sus padres les dan narcóticos, ante tal situación, indicó, los niños quedan bajo la tutela de sus abuelos o algún familiar responsable.

"La mayoría que se inclina por las drogas es porque no tiene otra cosa que hacer, y también porque no tiene un motivo para vivir y se va a lo más fácil", lamentó.

Para aminorar el problema, informó se encuentran en un trabajo colectivo de alimentación donde se realizan actividades de campo para llevar una sana alimentación que les permita desarrollarse mentalmente.

En cuanto a la Tribu Mayo, Abel Alfredo señaló que del 100% de integrantes de la etnia, un 70% se encuentra bajo la adicción del alcohol, drogas o ambas, situación que pone el riesgo el núcleo familiar, pues los adictos se meten en problemas al delinquir para conseguir alucinógenos.

El presidente de la agrupación indígena mayo Jiapsi Yoreme, detalló que los jóvenes son los que tienden más a consumir drogas, mientras que los adultos se inclinan por el alcohol, por eso hizo un enérgico llamado a las autoridades de los tres niveles de Gobierno para crear una estrategia basada en la educación para bajar los índices de adicciones.

"En las comunidades hay muchos que persiguen esto al borde de la locura, de la muerte y nadie de las instituciones públicas le han entrado a este tema y ese es un problema que está ahí pero muchos no lo dicen, esto está bien arraigado dentro de nuestra cultura", dijo.