Violencia de género, la otra pandemia

Por: Redacción

Violeta Morales Ávila, directora del Centro de Investigación y Desarrollo Humano y Salud Comunitaria (Cidhesac), dio a conocer que recientemente una menor de edad la contactó para denunciarle que se encontraba secuestrada en el domicilio de su pareja y su suegro, quienes le prohibieron hacer llamadas telefónicas.

Por: Fabiola Navarro

La denuncia la hizo llegar a través de las redes sociales de dicho centro, señalando además que la joven se encuentra en estado de embarazo; sin embargo, no ha sido posible localizarla porque apagó su línea telefónica.



Lo más grave de la situación, es que la menor pudo contactar a la Policía Municipal, sin que ésta le resolviera el problema, dejando en evidencia que las mujeres, aún “resguardadas” por la emergencia sanitaria, son tal vulnerables o más, a sufrir violencia dentro de sus hogares como en las calles.



Las llamadas al 911, se han incrementado exponencialmente para denunciar casos de violencia familiar durante la cuarentena. Ante ello, las organizaciones feministas y de apoyo psicológico como Cidhesac, han solicitado a los gobiernos programas destinados a la prevención de la violencia familiar y de género.



La misma Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha instado al Gobierno de México, a incluir programas enfocados a la prevención de la violencia contra las mujeres, dentro de los planes y acciones para enfrentar el Covid-19.



El secretario general de la ONU, Antonio Gutiérrez, reconoció para muchas mujeres y niñas durante esta cuarentena, la amenaza es mayor en sus propios hogares, donde se supone deben estar más seguras.



Reconoció además, que los confinamientos y las cuarentenas, si bien son fundamentales para reducir los casos de Covid-19, también hacen que miles de mujeres se vean atrapadas en sus hogares en manos de parejas abusivas.



También existen otros factores que convierten a niñas y adolescentes en vulnerables, como es el hecho de que permanezcan solas en casa porque sus padres deben seguir saliendo a trabajar o por alimentos.



Tal es el caso de Ana Paola, de 13 años de edad, que fue encontrada muerta dentro de su propio domicilio, después de haber sido sexualmente agredida, en la ciudad de Nogales.

DEJA UNA RESPUESTA

Noticias Recientes