buscar noticiasbuscar noticias

Sin agua, sin luz, los olvidados de la comunidad “El chorizo”

En la comunidad de “El chorizo”, existen alrededor de 33 casas, cada una con aproximadamente 10 miembros, con un total de de más de 330 ciudadanos en situación de pobreza extrema

Los servicios básicos que la gran mayoría de los habitantes suelen tener, son una utopía para los habitantes de la comunidad “El chorizo”, quienes carecen de agua potable y servicio de energía eléctrica.

Un simple pedazo de cartón, es lo que utiliza el señor Francisco Javier Castañón Hernández, para echarse aire y soportar las altas temperaturas de más de 40 grados registradas en la región.

Sin agua, sin luz, los olvidados de la comunidad “El chorizo”
PUBLICIDAD

Un simple pedazo de cartón, es lo que utiliza el señor Francisco Javier Castañón Hernández, para echarse aire y soportar las altas temperaturas de más de 40 grados registradas en la región.

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

Y es que los techos y viviendas del mencionado sector suelen estar construidas de manera improvisada con techos de lámina negra y paredes de madera e incluso en algunos casos de cartón.

En promedio en la comunidad de “El chorizo”, existen alrededor de 33 casas, cada una con aproximadamente 10 miembros, dando un total de más de 330 ciudadanos en situación de pobreza extrema.

De las 33 viviendas, al menos la mitad se encuentra sin energía eléctrica y ese asentamiento humano está distribuido a lo largo de un terreno aledaño a la carreta federal México 15 al norte de Ciudad Obregón, curiosamente a escasos kilómetros de una de las zonas de los más adinerados de la localidad.

Además, desde hace 15 días no cuentan con suministro de agua potable, situación del conocimiento de las autoridades, sin embargo, deciden ignorar la situación.

Carolina Rodríguez Pérez, manifestó que el presidente municipal, Sergio Pablo Mariscal Alvarado, instaló una red de tuberías para agua potable, pero curiosamente a través de los grifos no sale una gota de agua.

Su forma de subsistir, es trabajar en la pepena de fierro, aluminio y plástico en el basurón, así como algunas actividades en ranchos, pero en su gran mayoría las mujeres son las amas de casa.


PUBLICIDAD