buscar noticiasbuscar noticias

"Rescatan" territorio colindante a yaquis

Reuniones "privadas" de INPI y Sedatu con yaquis para colocar letreros en ranchos, pero propietarios se indignan

Aunque involucra a funcionarios públicos, el director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y miembros de la Tribu Yaqui sostuvieron una "reunión privada" para delimitar un terreno supuestamente de la etnia.

Fue el pasado jueves cuando Adelfo Regino Montes acudió junto con los indígenas al rancho "El Rescate", cerca de Buenavista, en donde se colocó un letrero para señalar que esa área pertenece al pueblo de Cócorit.

"Rescatan" territorio colindante a yaquis
PUBLICIDAD

El director general del INPI les dijo en esa ocasión que se deben establecer límites territoriales de la tribu, así como reconocer los derechos de agua.

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

"Hacer justicia al pueblo yaqui significa reconocer y restituir sus derechos inalienables sobre el territorio, el agua y libre determinación", comunicó.

Hugo Aguilar Ortiz, coordinador general de Derechos Indígenas del INPI, comentó que la visita fue una fase del procedimiento sobre la medición territorial.

"La Tribu Yaqui está haciendo mediciones con personal de Sedatu (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) y el director del INPI los visitó", platicó.

Dio a conocer que probablemente tengan otra reunión la próxima semana, sin embargo aún no se ha definido el día, hora y lugar para el encuentro.

Se indicó que también los miembros de la organización de propietarios rurales se reunieron y que se está pensando en lanzar una postura sobre el tema, pues esas visitas secretas de los funcionarios con la Tribu Yaqui están causando mucha zozobra.

Se supo que en el encuentro productores de Sonora y de Sinaloa hablaron de unificarse ante este tipo de sucesos que causan inseguridad en la tenencia de la tierra.

Algunos testigos de la reunión señalaron que las autoridades de Sedatu han llegado hasta los predios o ranchos aledaños al territorio yaqui, acompañados de indígenas armados e incluso de elementos de la Guardia Nacional.

"Llegan y colocan letreros de que son suyos esos terrenos, a pesar de que la gente tiene sus documentos en regla", afirmaron.

Lo que más les extraña, señalaron, es que estas acciones las están realizando en plena etapa de campañas electorales, lo cual les causa mas incertidumbre.

En el Valle del Mayo también los funcionarios han azuzado a algunos líderes para que salgan a "reclamar" propiedades, que van desde granjas avícolas, porcícolas y hoteles e incluso en los canales de riego han colocado banderas supuestamente para definir territorios.

La semana entrante habrá reuniones de los propietarios rurales y se espera mayor presión sobre las autoridades, se indicó, pues no puede volverse a tener más problemas como los derivados de anteriores expropiaciones agrarias.