buscar noticiasbuscar noticias

Podrá salir Fidencio Aldama de la cárcel, después de casi 5 años

En cuanto al hallazgo en "El Chichiquelite", siguen a la espera de los resultados de ADN de la Fiscalía

Una esperanza se abrió para los familiares de Fidencio Aldama Pérez, quien desde 2016 se encuentra tras las rejas por un crimen, que la mayoría de los yaquis asegura que no cometió.

María del Carmen García Vázquez, esposa del llamado preso político, comentó que el pasado miércoles 22 de septiembre, acudió a la capital junto a los familiares de los 10 hombres desaparecidos de Loma de Bácum.

Podrá salir Fidencio Aldama de la cárcel, después de casi 5 años
PUBLICIDAD

María del Carmen García Vázquez, esposa del llamado preso político, comentó que el pasado miércoles 22 de septiembre, acudió a la capital junto a los familiares de los 10 hombres desaparecidos de Loma de Bácum.

PUBLICIDAD

El motivo, era reunirse con el Gobernador del Estado, Alfonso Durazo Montaño y la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), para exigir el paradero de los desaparecidos, por lo que aprovechó para exponer el caso de su esposo.

De respuesta Durazo Montaño se comprometió a la liberación de Aldama Pérez a corto plazo, después de casi 5 años de permanecer preso en el Cereso de Ciudad Obregón.

Además, la señora de Aldama, platicó que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, a través del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) se comprometió a abogar y sacar del encierro a su compañero de vida.

La detención de Fidencio, dijo fue por el enfrentamiento vivido en Loma de Bácum, ante la negativa de establecer un gasoducto sobre su territorio, al considerar que era un peligro para sus habitantes.

LAS OSAMENTAS DE "EL CHICHIQUELITE"

En el tema de los desaparecidos, García Vázquez, comentó que la Fiscalía se comprometió a dar resultados de ADN de las osamentas encontradas en el rancho “El Chichiquelite” el día sábado y que supuestamente pudieran ser los restos de los privados de su libertad.

Sin embargo, señaló que a decir de las mujeres de la tribu, es decir madres e hijas de los privados de su libertad, hasta el momento no han reconocido ningún artículo personal que corresponda a sus familiares.


PUBLICIDAD