buscar noticiasbuscar noticias

Obras de mala calidad en Ciudad Obregón

Hay trabajos que tienen más de una década de haber sido construidas y no han sufrido daños; las actuales ya presentan severas afectaciones

En Ciudad Obregón existen calles de concreto hidráulico que se hicieron desde hace más de 15 años, tal es el caso de la Guerrero, desde la calle California, hasta la calzada Ostimuri.

Obras como esa, construida en el trienio del exalcalde Jesús Félix Holguín, o la calle 5 de Febrero frente a Palacio Municipal, hecha también con concreto hidráulico en 2011 durante la administración municipal de Manuel Barro Borgaro, han permanecido sin daños pese al paso del tiempo.

Obras de mala calidad en Ciudad Obregón
PUBLICIDAD

Sin embargo, hay otras avenidas que fueron rehabilitadas con concreto hidráulico en años recientes que presentan serios daños como levantamiento de losa, grietas y baches.

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

En julio de 2015, siendo alcalde Rogelio Díaz Brown, se comenzaron los trabajos de pavimentación con concreto en la calle Tabasco, así como la rehabilitación de la red sanitaria, para lo cual se invirtieron 45 millones 396 mil pesos.

Para el año 2017, comenzó a levantarse la losa en cada crucero de la calle Tabasco desde la Náinari hasta la 200, tramo que fue en el que se hizo la pavimentación con concreto hidráulico; asimismo, el eje vial Coahuila también presentó daños.

En el mismo año, ocurrió algo similar sobre la calle de reciente creación Juan R. Bours, que formó parte de la obra de pavimentación con concreto hidráulico en las inmediaciones del Nuevo Estadio de Beisbol.

Según especialistas en estudio de mecánica de suelos, el calor extremo como el que se da en estas regiones, provoca el levantamiento en las losas de concreto, fenómeno que se conoce técnicamente como alabeo.

Sin embargo, opinan que este se puede prevenir desde el inicio de la obra, por lo que sí hubo fallas en el proceso de construcción. Además, el alabeo no es producto de una mala calidad en el material de la obra, sino a una mala planeación.

Para Gilberto Brito, representante en Ciudad Obregón de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (Canacintra), más que culpar a los contratistas que ejecutaron la obra, se debe analizar el trasfondo.

"Puede ser el proyecto que haya sido mal calculado, no es la calidad del material porque el concreto es muy noble. Yo a veces me inclino cuando me cuestionan sobre esas situaciones, que al tener una infraestructura hidrosanitaria ya muy obsoleta, a pesar que se cambiaron las líneas en ciertas calles, muchas otras no se cambiaron por completo y eso hace que haya filtraciones de materiales, desgaste del material que soporta la capa de rodamiento en losa de concreto", explicó.

Pese a que desde la construcción de estas calles con concreto hidráulico, las losas levantadas en la calle Tabasco ya se han reparado por dos administraciones municipales, los alabeos vuelven a formarse.

En junio de 2020, el secretario de Desarrollo Urbano, José Carlos Galindo, anunció la reparación de dichos cruceros sobre la Tabasco, asegurando que tendrían que contratar los servicios de expertos para los peritajes.

Dijo además que se tendrían que hacer trabajos con recursos propios del Ayuntamiento, puesto que la garantía por la obra de parte de los contratistas, ya se había perdido.

imagen-cuerpo

Cabe mencionar que cuando se dieron los primeros levantamientos en el concreto, el especialista Javier Estrada comentó que no era posible reparar las losas; por el contrario, había que retirarlas y colocar unas más cortas para dar margen al movimiento de expansión.

Hay calles que jamás han sido reparadas desde su creación, como la Juan R. Bours, que desde sus inicios dejó ver la mala calidad de la obra.

Se estimaba que la obra con concreto hidráulico beneficiaría a más de 10 mil habitantes; sin embargo, debido a los daños en el pavimento ahora temen ser perjudicados con posibles accidentes.

"Todos los días paso por aquí y he visto cómo se levantó el pavimento en la Tabasco y 200, pero hubo una ocasión en la que casi me chocan por atrás porque frené de repente al ver que está levantada la losa", dijo Karla Fierro, vecina de la colonia Campestre.