buscar noticiasbuscar noticias

Inflación afecta a vendedores de autos seminuevos y usados

Aunque el año anterior a la pandemia las ventas no fueron tan buenas, en este 2021 ha habido una ligera recuperación, dice Rosas Leyva

Aunque este año los vendedores de autos usados y seminuevos tuvieron una ligera recuperación en relación al año anterior, las ventas siguen estando en un 25 por ciento debajo de la temporada anterior a la pandemia, sumado a una baja en el margen de utilidad de entre el 30 al 40 por ciento derivado del aumento en el precio de las unidades, informó el representante del gremio, Efrén Rosas Leyva.

El presidente de la Asociación de Autos Usados de Ciudad Obregón, detalló que en el 2020 las ventas les cayeron en un 50 por ciento debido a la pandemia por el Covid-19 y actualmente se encuentran en un 25 por ciento debajo de lo vendido en el 2019, que es el último año que los comerciantes vehiculares toman como referencia por haber tenido un comportamiento normal.

Inflación afecta a vendedores de autos seminuevos y usados
PUBLICIDAD

El presidente de la Asociación de Autos Usados de Ciudad Obregón, detalló que en el 2020 las ventas les cayeron en un 50 por ciento debido a la pandemia por el Covid-19 y actualmente se encuentran en un 25 por ciento debajo de lo vendido en el 2019, que es el último año que los comerciantes vehiculares toman como referencia por haber tenido un comportamiento normal.

PUBLICIDAD

Rosas Leyva explicó que a nivel internacional se tuvo un aumento en el costo de los vehículos nuevos, además de una baja en su producción, lo cual afectó su precio, por lo cual hay cada vez más personas que voltean a ver el mercado de carros seminuevos como una alternativa y eso les ha ayudado a mantener las ventas en niveles aceptables.

“Al no haber ventas de autos nuevos porque se está bajando la producción, algunas personas se están fijando en los autos seminuevos, eso nos ha permitido que nuestras ventas se permanezcan en un nivel aceptables”.

A pesar de la recuperación en las ventas, los comerciantes deben absorber ellos mismos el aumento en el precio de cada unidad, ya que, de lo contrario, correrían el riesgo de volver a perder clientes. 

“Nos impacta en el margen de utilidad, porque la inflación que se está dando en los vehículos, la estamos absorbiendo los comerciantes de autos usados, no nos atrevemos a aumentar los precios porque sabemos que las ventas se nos van a ir para abajo, lo que quiero decir es que, si antes ganábamos 100 pesos, ahora estamos ganando 60 o 70 pesos, ahí es donde nos está impactando la inflación”, concluyó.


PUBLICIDAD