buscar noticiasbuscar noticias

El "Señor Todo Bien" llena de alegría las calles de Urbi

En su triciclo, con su bocina y el ritmo que le caracteriza, Lucho Valenzuela, mejor conocido como el "Señor Todo Bien" sale todos los días a repartir alegría a los vecinos de urbi villa a la vez que aprovecha para vender pan, papitas y verdura, con dos objetivos: salir adelante y hacer feliz a la gente.

Aunque ha trabajado desde lavacarros, hasta cocinero, platicó que una de sus pasiones son las ventas, rama en la que logró desarrollarse por años, pero al quedarse sin ese empleo decidió improvisar, e incluso crear personajes para atraer más clientes, como el "Alegre Sazazá" y la botarga de "Superlucho".

El Señor Todo Bien llena de alegría las calles de Urbi
PUBLICIDAD

"Siempre invento algo para hacer un atractivo y con el pan. Me desesperaba de solo el ruido de la trompeta, cuando estoy bailando luego la gente sale al mitote a ver qué pasa".

PUBLICIDAD

Es originario de Ciudad Obregón, pero luego de años de estar en Nogales, decidió regresar para probar suerte y desde entonces no se ha detenido e incluso ha participado como animador en la Expo.

Expresó que el hecho de que carros se detienen a saludarlo o que las señoras bailen con él, es una sensación muy bonita, pues eso le demuestra que además de ser el señor que vende el pan o los nopales, lleva un poco de alegría a los hogares que tanto hace falta con la situación que actualmente se vive.

"Llevo un poco de alegría y armonía a sus hogares a cambio nada mas de contagiarles la felicidad y mi propina es que me consuman el pan", agregó.