buscar noticiasbuscar noticias

Con imposición de ceniza, yaquis van a la reflexión

En el inicio de la Cuaresma, miembros de la tribu se olvidan de asistir a fiestas y de los vicios adquiridos, pues es una de las celebraciones más importantes

Con la imposición de ceniza en los ocho pueblos yaquis, dio comienzo la Cuaresma como tiempo renovación que utilizan los miembros de la tribu para reflexionar y olvidarse de asistir a fiestas o de vicios adquiridos, informó María Trinidad Ruiz Ruiz.

La encargada de la Unidad Regional de Culturas Populares explicó que al inicio de la cuaresma, las autoridades tradicionales civiles como Pueblo Mayor, Gobernadores, Secretarios y Capitán entregan la vara de mando (poder) a las autoridades eclesiásticas.

Con imposición de ceniza, yaquis van a la reflexión
PUBLICIDAD

Ahora quienes tienen la autoridad son los chapayecas o fariseos, y los caballeros, detalló, que a partir de la primera procesión, cada viernes de cuaresma son quienes se encuentran al mando y en las actividades religiosas.

imagen-cuerpo

Ruiz Ruiz comentó que al menos en el pueblo de Tórim debido a la pandemia, había poca afluencia en la celebración, pues solo un integrante de una familia conformada por cinco yaquis, acudió a la iglesia por ceniza para llevarle al resto de los miembros de la familia.

Las cantoras, otra autoridad de la comunidad eclesiástica, relató, son las encargadas de elaborar la ceniza, la cual la procesan con palmas al interior de los templos.

"Las personas que tienen cargo como las cantoras que son parte de la autoridad religiosa, se encargan de recoger las palmas que lleva la gente de la comunidad y son las que recibieron el Domingo de Ramos el año pasado, las llevan a la iglesia, y las mujeres las machacan y hacen las cenizas", platicó.

Los maestros yaquis o bien los  sacerdotes son los que generalmente aplican la ceniza a los creyentes, mediante lo cual cada persona se compromete a no cometer pecados, comentó.