buscar noticiasbuscar noticias

Inundaciones los atemorizan

Huitchaca, Capúsarit y Campanichaca ya sufrieron una en 1984, cuando perdieron 186 viviendas

A pesar de que Protección Civil descarta peligros mayores en áreas aledañas al Río Mayo por desfogues de la Presa Mocúzari, vecinos de Huitchaca, Capúsarit y Campanichaca, comunidades del Municipio de Etchojoa, temen una inundación como la que sufrieron hace casi 40 años.

Inundaciones los atemorizan

El temor no es para menos, dijeron sus habitantes, ya que a fines de 1984 la crecida del afluente arrasó con 186 viviendas, construidas en su mayoría de material frágil, lo que obligó a la creación de la colonia Reubicación, en la zona urbana, en beneficio de las familias damnificadas.


Con el paso de los años, muchas de esas personas afectadas regresaron a sus poblados como, por ejemplo, Huitchaca, dejando a sus hijos, ya mayores de edad, en la reubicación.

“Nuestra familia creció, ya no cabíamos allá y pues decidimos regresarnos acá. Aquí hay solares de 50 por 50 y allá son de 10 por 20. Ahora nuestras casas son de mejor material, pero estamos muy preocupados de que el agua las dañe, igual todas nuestras cosas, nuestro patrimonio, el ganadito que tenemos”, dijo Brígida Solís Aguilera, de 70 años de edad, originaria de Huitchaca, comunidad con más de 600 habitantes.

imagen-cuerpo

“Esa vez estuvo muy feo, el agua corría y corría y se llevaba todo; las autoridades nos dicen que ahora no va a pasar eso, pero pues ojalá y no se repita una inundación como aquella”, expresó la señora, que es madre de seis hijos.

Por su parte, Jesús Escalante Vargas y Anselmo Bacasegua recordaron también aquella gran crecida del Río Mayo, que sorprendió a las autoridades de los tres niveles de Gobierno de esa época.

“Esperemos que no haya sorpresas como aquella vez, que pasaron más de seis meses para que la situación volviera a la normalidad en estas comunidades”, coincidieron.

En tanto, Máximo Ibarra Borbón, quien coordinó el programa de 186 viviendas para fundar la citada colonia Reubicación, a través del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo), señaló que a los funcionarios del Gobierno y de Protección Civil “se les hace muy fácil decir que todo está bajo control y que no hay alarma, pero esto lo deben demostrar con acciones concretas de prevención y bien sustentadas, con un dictamen técnico”.

“A mí me tocó esa inundación, ahora vivo en la Reubicación, pero en 1984 vivía en Huitchaca y aquí la gente tiene motivos para sentir temor o preocupación, porque el cauce no está como aquellos años, cuando estaba mejor; ahora no está bien; mejor dicho, está abandonado”, afirmó.

Consideró que las autoridades deben recorrer todo el río, porque en muchas zonas queda claro su falta de mantenimiento, además de que particulares tienen invadidas varias áreas.

“La Conagua y otras dependencias deben hacer una buena inspección y eliminar todo aquello que pueda representar un riesgo, así como hacer bordos de contención y otros trabajos de prevención”, agregó el también líder social y ambientalista de la Región del Mayo.

imagen-cuerpo