buscar noticiasbuscar noticias

Manda a 60 vacantes su calendario del periodo y no su currículum

La fémina no se explicaba el silencio de los empleadores, hasta que cayó en cuenta del documento que había adjuntado al correo electrónico

La búsqueda de empleo se ha vuelto más sencilla, pues antaño las personas debían salir a comprar un periódico para ver los anuncios clasificados y otras recorrían calles o grandes distancias para una vacante.

Sin embargo, las nuevas tecnologías, la internet y las redes sociales han hecho todo más fácil, pues basta que una persona tenga un celular o computadora y se eche un clavado en páginas de empleo para postularse.

Manda a 60 vacantes su calendario del periodo y no su currículum
PUBLICIDAD

Sin embargo, las nuevas tecnologías, la internet y las redes sociales han hecho todo más fácil, pues basta que una persona tenga un celular o computadora y se eche un clavado en páginas de empleo para postularse.

PUBLICIDAD

Pero lo que le ocurrió a Ashleigh Keenan con el uso del correo electrónico pudo pasarle a cualquiera, y lo contó a través de su cuenta de Twitter.

Y es que cuanto tenía 17 años de edad, y estando buscando empleo, Ashleigh se postuló para 60 vacantes, a las que quedó de enviarles su currículum vitae mediante el email; sin embargo, con el paso de los días nadie llamaba, lo que le causó extrañeza, por lo que decidió ver qué pasaba.

La razón la dejó sumamente avergonzada, pues la respuesta jamás llegaba, ya que en vez de enviar su currículum, la joven adjuntaba un documento muy personal: ¡su calendario menstrual!

"Nunca olvidaré solicitar trabajo, cuando tenía 17 años durante meses y nunca escuché nada de respuesta, solo para darme cuenta de que aproximadamente 60 solicitudes más tarde estaba adjuntando mi registro de período y no mi CV".

Su historia en Twitter se volvió viral y al momento historia ha recibido más miles de retuits y miles de "me gusta", así como una ola de comentarios de personas que compartieron historias, como el de un reclutador, quien le dijo que había recibido desde desnudos, hasta certificados de defunción.


PUBLICIDAD