buscar noticiasbuscar noticias

Hermosillo vive martes sangriento





Por: Denisse Robles y Mónica Miranda         

En estos mismos hechos Seguridad Municipal confirmó un detenido por la agresión de los  policías, y un civil lesionado aparentemente por una bala perdida el cual se encuentra fuera de peligro.

La persecución dio inicio en un establecimiento de López Portillo y bulevar Morelos, cuando supuestamente los maleantes que iban a bordo de un sedan rojo dispararon contra dos elementos municipales, para así iniciar una persecución hasta la colonia Insurgentes.

Las autoridades activaron el código rojo por medio del C5i y en las calles Nacori Grande e Israel González, policías detuvieron el sedan rojo que contaba con reporte de robo, del cual descendieron tres personas con armas de fuego,  con las que dispararon a los elementos a bordo de la patrulla y otra unidad que llegó en apoyo de los mismos.

Mediante un comunicado Seguridad Municipal explica que los elementos al repeler la agresión de uno de los sujetos, este quedó sin vida en la superficie de rodamiento, momentos después en un domicilio sobre la calle Israel González se encontró a otra persona con arma de fuego, mismo que disparó contra los policías, por lo que terminaron abatiéndolo en el lugar.

El tercer sujeto con pistola en mano y lesionado, fue localizado en el patio de una vivienda, fue detenido y trasladado a recibir atención médica.

POLICÍAS FUERA DE PELIGRO

Durante el primer ataque en López Portillo y Morelos resultaron dos policías lesionados, uno con dos heridas en el muslo derecho que tardan menos de 15 días en sanar, el otro elemento resultó con herida en cuero cabelludo y las lesiones de ambos elementos no ponen en riesgo su vida.

Mientras que en la persecución con el vehículo sedán rojo, otro policía resultó con un rozón en glúteo izquierdo, lesión que tampoco pone en riesgo su integridad.

DEJAN A DOS SIN VIDA

La Fiscalía General de la República en Sonora (Fgr), la Fiscalía Estatal y Secretaría de la Defensa Nacional mantiene abierta una investigación por los hechos suscitados en el kilómetro 1 de la carretera Carbó en donde dos jóvenes entre ellos un menor de edad murieron al recibir impactos de bala por parte de elementos militares.

La Cuarta Zona Militar en Hermosillo informó por escrito que no se fincarán responsabilidades hasta que concluyan las indagatorias sobre la forma exacta en la que ocurrieron los hechos.

Además fuentes federales aseguraron que el joven Cristo Fernando que conducía el vehículo aventó el carro encima a los elementos al desobedecer la señal de alto en el retén militar, por lo que estos abrieron fuego, sin embargo, dicha información está pendiente de corroborarse con las diligencias periciales que se realizan.

En tanto, el delegado de la Fiscalía General de la República, Pavel Núñez Navarro, señaló que hasta el momento no hay denuncia interpuesta por familiares de las víctimas pero que el caso ya se tomó por oficio.