buscar noticiasbuscar noticias

Es intimidatoria presencia policiaca





Por: Raúl Armenta Rincón

El arribo de elementos de la Guardia Nacional a las casetas de peaje de Sonora representa una acción arbitraria e intimidatoria, afirmó ayer el dirigente del Movimiento por el Libre Tránsito, Alfonso Cannan Castaños.
“Es vergonzoso que dicha corporación con grupos antimotines intente desalojar a manifestantes pacíficos que desde hace varios meses realizan una protesta justa, digna y valiente, en demanda del libre tránsito”, dijo.
Señaló que Alfonso Durazo Montaño está traicionando a los sonorenses al girar instrucciones para la llegada de la Guardia Nacional a las casetas de cobro, con lo que se convierte, sostuvo, en un solapador de los gobiernos neoliberales que tanto criticaron.
Cannan Castaños consideró que lo que debe hacer el Gobierno Federal es investigar dónde quedaron los más de 30 mil millones de pesos recaudados durante muchos años por Caminos y Puentes Federales (Capufe) y Banobras.
“Pero al viejo estilo de los gobiernos opresores del pasado, ahora la Cuarta Transformación está incurriendo en lo mismo”, lamentó.
Criticó también que “con tantos asesinatos, feminicidios e inseguridad en Sonora, se utilicen ese tipo de corporaciones para intimidar, desalojar y cuidar las casetas que, para empezar, son ilegales, que están concesionadas a un fideicomiso particular por 30 años, con una prórroga de 20 más, además de que no rinden cuentas sobre los miles y miles de millones de pesos que recaudan y que andan perdidos”.
El dirigente del Movimiento por el Libre Tránsito hizo un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador para que rectifique en dichas acciones y que cumpla lo que prometió, en el sentido de instalar una mesa de análisis y de diálogo, además de realizar auditorías.