buscar noticiasbuscar noticias

Por este motivo asesinaron a la pequeña Fátima


Tía revela las oscuras razones que orillaron a Mario y Giovana a secuestrar y matar a la niña de 7 años

El secuestro y posterior asesinato de la pequeñita Fátima, de tan solo 7 años de edad, así como los escalofriantes detalles de su muerte, sacudieron a la sociedad y pusieron en el ojo de la prensa internacional a México.



Tras conocerse los videos en los aparece la mujer que se llevó a Fátima de la escuela, se realizó una intensa búsqueda hasta dar con la casa donde la pequeña fue asesinada, pero los criminales habían huido.


Sin embargo, a su salida pudieron dar con sus rostros y nombres: Giovana y Mario, la “cacería” de los presuntos responsables siguió y rindió frutos: la captura en un poblado del Estado de México, en la casa de una tía, quien los entregó.


El sábado 15 de febrero, y tras 16 años sin saber de él, Irma "R", tía de Mario, les brindó un espacio en su casa dónde vivir con sus hijos; sin embargo, al conocer del caso de Fátima y ver que la Policía buscaba a sus familiares, por lo que les preguntó y ellos comenzaron a comportarse extraño y comenzó a cuestionarlo.


LA REVELACIÓN


Luego de varias evasivas, Mario y Giovana hablaron con ella y le confesaron que habían matado a la niña.


“Yo les pregunté; les dije: '¿hijos recibieron dinero?, ¿fue por dinero?’. Se quedaron callados y dijo la chica: 'no fue por dinero'. Y dije: entonces ¿qué fue?, ¿por venganza hijos?, eso no se hace. Dios mío’. La chica no hablaba y les dije: ‘¿quién fue?, ¿quién la mató? Y él dijo: ‘yo la agarré y ella le puso los cinturones'”, explicó la tía de Mario.


Además de la confesión, les cuestionó la razón de ello; sin embargo, lo oscuro de su revelación fue más allá de lo racional y dejó a Irma totalmente sorprendida, pues Giovana le explicó: “quería una niña para hacerla su novia para toda la vida, quería 'un regalito'; si no, iba agarrar a una de sus hijas y que no me iba dejar entrar hasta que no llegara yo con la niña. Y mis niñas estaban con él y


LA CAPTURA


Concluida la conversación, Irma decidió entregar a sus parientes cuando estos salieron de la casa, donde policías ministeriales ya los esperaban.


Al momento de su captura, inmediatamente fueron llevados a la Fiscalía a su certificación médica, en tanto que los hijos de Mario y Giovana quedaron bajo custodia de la tía Irma.


Minutos antes de ser arrestada, explicó Irma, Giovana se arrodilló y le reveló que había lo ocurrido a Fátima lo hizo por miedo, pues Mario era muy violento.


Sin embargo, y de acuerdo con un comunicado conjunto de la Fiscalías de la Ciudad de México y del Estado de México, la detención de la pareja se debió a la alerta de un vecino sobre el probable paradero de los supuestos homicidas.


Asimismo, la autoridad explicó que al ser arrestados, Mario y Giovana ofrecieron dinero a los uniformados, a fin de que les permitieran huir.