buscar noticiasbuscar noticias

Abuelita halla a su hijo muerto en la calle y muere de un infarto

Al ver que ya era tarde y no regresaba, la afligida madre salió a buscarlo; la tragedia le rompió el corazón a la ancianita

El escenario más doloroso y desgarrador que una madre puede vivir es encontrar a su hijo muerto, y es lo que le ocurrió a una anciana mujer que falleció de un infarto al ver a su vástago y sentado en la banqueta y muerto.

Abuelita halla a su hijo muerto en la calle y muere de un infarto
PUBLICIDAD

La víctima de la tragedia fue la señora Guadalupe Tovar, de 80 años de edad, quien al ver que su hijo, Francisco Alvarado, de 62 años no regresaba, salió a buscarlo.

PUBLICIDAD

Lo encontró sentado en una banqueta y recargado en la pared, en el bulevar José Rebollo Acosta y calle Juárez de la colonia Sacramento, de Gómez Palacio, Durango.

Pensando que estaba dormido, lo movió y sólo entonces, el momento de mayor temor se cernió sobre la anciana: se percató de que su hijo había dejado de existir.

El dolor fue tan indescriptible, que los gritos alertaron a los vecinos, pero su corazón no lo soportó y sufrió un infarto fulminante y se desplomó sin vida a un costado de su hijo.

Cuando los demás escucharon los gritos de la ancianita, salieron a ver qué ocurría los vieron a madre e hijo tirados, por lo que pidieron auxilio a Cruz Roja.

Los paramédicos sólo llegaron a verificar si estaban vivos, pero se dieron cuenta que ambos no presentaban signos vitales.

Agentes de diversas corporaciones se movilizaron para resguardar el lugar de la tragedia, así como para que el Ministerio Público y peritos de Medicina Forense de la Vicefiscalía de La Laguna de Durango, acudieran el primero a dar fe, mientras que los segundos a trasladar los cuerpos a la morgue para la autopsia de ley.


PUBLICIDAD