buscar noticiasbuscar noticias

Viajar a Cancún era su sueño, pero terminó en tragedia

Mathilde Dupas y Alexis Bouchindhomme, turistas franceses, encontraron la muerte en lo que serían días felicidad; su bebé está grave

Los esposos Mathilde Dupas y Alexis Bouchindhomme, provenientes de Francia, fallecieron en el accidente de autobús de ADO, con destino de Cancún a Mérida, en lo que serían sus ansiadas vacaciones por el Caribe mexicano.

El pequeño Helio, hijo de la pareja, permanece en un hospital de la localidad en estado grave.

Viajar a Cancún era su sueño, pero terminó en tragedia
PUBLICIDAD

El pequeño Helio, hijo de la pareja, permanece en un hospital de la localidad en estado grave.

PUBLICIDAD

Mathilde y Alexis eran originarios de La Madeleine, Francia, y la joven constantemente publicaba imágenes en redes sociales de sus viajes con su esposo, su bebé y con amigos. Las aventuras al aire libre eran su pasión.

La pareja soñaba con un viaje a México y escogieron el Caribe mexicano y la Península de Yucatán, ya que eran apasionados de la aventura y amantes de la naturaleza.

imagen-cuerpo

Los jóvenes tenían planeado el viaje desde 2020, pero la pandemia los obligó a aplazarlo, por lo que fue hasta el pasado 6 de febrero que llegaron a disfrutar sus ansiadas vacaciones al país.

Mathilde compartió en sus redes sociales una fotografía desde el avión a punto de aterrizar.

"Bien arrives à Cancun!!! avec Alexis Bouchindhomme et Helio!!!!" (Llegada segura a Cancún con Alexis y Helio!), escribió.

Habían pasado 4 horas de su publicación cuando tomaron el autobús ADO con destino a Mérida, pero 40 minutos después surgió el fatal accidente en el que perdieron la vida y su pequeño hijo resultó gravemente herido.

El bebé permanece en un hospital y una amiga de la familia que radica en Cancún lo acompañó mientras llegaban los familiares de Francia. Incluso se informó que el bebé sufrió una conmoción en la cabeza, por lo que fue operado.

La familia de los jóvenes pudo viajar a México apenas el miércoles para reclamar sus cuerpos, con ayuda de la Embajada de Francia en México y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia, quienes realizaron los trámites correspondientes para que la madrina del niño, así como un tío, se trasladaran al Caribe mexicano. Asimismo, la Embajada francesa informó que correrá con los gastos de repatriación de los jóvenes y los boletos de avión de sus familiares.

imagen-cuerpo


PUBLICIDAD