buscar noticiasbuscar noticias

Vivir con alta inflación

La economía nacional y el Banxico no enfrentaban una coyuntura tan complicada en los últimos 40 años

Este año y el próximo, los consumidores en México tendrán que adaptarse y volver a aprender a vivir con una alta inflación, al menos hasta inicios del 2024.

Vivir con alta inflación
PUBLICIDAD

La gobernadora del Banco de México (Banxico), Victoria Rodríguez Ceja, compareció la semana pasada ante la Cámara de Senadores, y ahí admitió que tasas de inflación cercanas al 3% volverán a verse en nuestro país, pero hasta dentro de dos años.

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

Señaló que la economía nacional y el Banxico no enfrentaban una coyuntura tan complicada en los últimos 40 años, debido a que prevalece un entorno adverso por la pandemia y por la invasión de Rusia a Ucrania.

Adicionalmente, la semana pasada el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer que en la primera quincena de abril la inflación anual en México se elevó de 7.5 a 7.7%.

En los primeros 15 días de abril, los mayores aumentos de precios se presentaron en productos como: tomate, gasolina regular, pollo, tortilla de maíz, chile serrano, aguacate, automóviles y vivienda.

Además, un total de 34 instituciones financieras consultadas por Citibanamex, elevaron de 5.98 a 6.38% sus proyecciones de inflación en México para este 2022, cifra que ya no está muy lejos del 7.3% en que finalizó este indicador durante 2021.

Los perjuicios de una inflación elevada son muchos: Reduce el poder adquisitivo de los salarios, afecta la planeación de mediano y largo plazo, genera un entorno de mayor incertidumbre, eleva el costo del crédito y daña la estabilidad del sistema financiero.

Sin embargo, devolver la inflación a niveles cercanos al 3% será complicado, ya que en el corto y mediano plazo persistirán los problemas en las cadenas de suministro, insuficiencia en apoyos para el campo y precios altos en los energéticos.

Ante este complicado panorama, lo mejor será tratar de adaptarse y reaprender a vivir con una inflación elevada, como no se veía en nuestro país al menos desde los años noventa. ¿Cómo hacerle frente a la inflación?

1. Buscar productos sustitutos más baratos. No todos los productos aumentan al mismo tiempo y en la misma proporción. En el caso de la carne por ejemplo, algunos cortes de res, cerdo o pollo pueden subir de manera diferenciada, por lo que es importante identificar cuáles son más accesibles y más estables en sus costos. Es aconsejable reducir el consumo de comida en la calle.

2. Reducir el consumo de energía. Aunque es difícil vivir sin gasolina o electricidad, sí se pueden recortar estos gastos. Una manera de disminuir el gasto en gasolina, por ejemplo, es planear las salidas fuera de casa y hacerla mayoría de los pendientes en un solo viaje, en lugar de salir varias veces. Otra forma es aminorando la velocidad, ya que a más de 100 kilómetros por hora, los vehículos son mucho menos eficientes en el consumo de combustible.

3. Poner atención en las deudas. Lo normal es que las tasas de interés empiecen a subir cuando hay un alza en la inflación.Generalmente las deudas de tarjetas de crédito son a tasa variable y si se tienen varias, entonces lo mejor es pedir un crédito personal o de nómina a tasa fija y con él liquidar las tarjetas.

4. Compras anticipadas y al mayoreo. Una buena estrategia para afrontar la inflación es anticiparse a la compra de bienes o productos que una familia necesitará en un futuro próximo. Por ejemplo, adquirir útiles escolares antes de que empiece la temporada escolar.

5. Involucrar a toda la familia.Es importante que todos los integrantes de una familia estén conscientes de la situación económica para que puedan aportar a los ingresos familiares, así como revisar y ajustar los gastos en casa.

Por el bien de la economía familiar, vale la pena poner en práctica estas recomendaciones de una buena vez.

Twitter: @GomezReyna


PUBLICIDAD