buscar noticiasbuscar noticias

PRI: Sigue de amor la llama

Si condenan como ilegal la imposición de Aguilera Burrola, otra historia se estará cantando para la política sonorense...

Para quienes piensan que la imposición de Onésimo Aguilera Burrola podría ser ya un hecho, todavía no hay que cantar victoria.

Francisco Gonzalez Bolon

La tarde de este martes, la pareja contendiente por la dirigencia estatal del PRI en Sonora, Zaira Fernández y Pascual Soto, emitieron un recordatorio por redes sociales de que el caso está en los tribunales electorales.


De hecho, se afirma, a la toma de protesta se tenía programada la visita del dirigente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, pero ante los acontecimientos ya no se pudo concretar esa visita. Todo lo contrario, "Alito" está hoy mas lejos de Sonora que de Campeche, su tierra natal.

Palabras más, palabras menos, los contendientes señalaron que a las imposiciones se les combate de frente, con la ley y la fuerza de la militancia por delante.

Y es que hasta el momento no se ha visto que las bases priistas se hayan desbordado para ir a felicitar a la nueva dirigencia, pues se sabe bien que todavía deben los tribunales resolver y eso no pasa del 15 de julio, según los enterados.

Según lo que se alcanza a ver en un video, los aspirantes a la dirigencia estatal expusieron que las autoridades electorales deberán poner en su lugar a quienes quieren acabar con el PRI y evitar que su militancia elija a los dirigentes.

Ahora, señalan, las dirigencias estatal y nacional dicen que los contendientes eliminados por la Comisión Nacional de Justicia no conocen los estatutos internos, ante lo cual responden que si así fuera no hubieran podido ser candidatos, hace un año, a puestos de elección popular.

Es tan fuerte el enfrentamiento entre los grupos de poder en el PRI que Fernández y Soto sostienen que seguirán combatiendo la imposición porque así lo merecen los militantes de su partido.

"No bajaremos los brazos y, por el contrario, seguiremos fuertes, convencidos de que esta lucha vale la pena.

"Queremos que haya competencia y lograr que así la democracia y la dignidad se hagan presentes en cada región de Sonora", apuntaron.

Mientras tanto, en el fin de semana se dieron avisos de lo que puede suceder en el entorno político sonorense: si una buena parte de la militancia priista emigra hacia Movimiento Ciudadano, entonces lo más seguro es que haya alianza solamente entre PAN, PRD y el naranja, lleno ya de priístas.

Marginar así al PRI le hará quizá desdibujarse y, sin exagerar, perder su registro en el estado, pero será quizá mejor esperar la resolución de los tribunales en este pleito interno que posiblemente el día 12 de julio se pueda conocer.

Si condenan como ilegal la imposición de Aguilera Burrola, otra historia se estará cantando para la política sonorense, que por muchos años se rigió por lo que provenía del PRI y la palabra y voto del resto de los partidos pesaba muy poco.

Hay regiones de Sonora en las cuales durante mucho tiempo la palabra de un solo hombre bastaba para poner o quitar candidatos. Hoy los tiempos han cambiado y quienes han sido por mucho tiempo los influyentes poco a poco han tenido que ceder sus terrenos de poder a las nuevas generaciones.

Lo malo es que al interior del PRI todavía no terminan de irse del todo esas viejas inercias, pero tampoco hay un liderazgo sustancioso que las releve y en esa indefinición es que se han movido los cimientos de un partido que llegó a ser todopoderoso, pero que hoy pudiera estarse debatiendo entre la vida y la muerte.

No puede darse por hecho la extinción total del priismo, pues la estructura que llegó a crear todavía tiene algo de firmeza, pero ya no la ha alcanzado para sostenerse en el liderazgo sino que ha mermado su fuerza ante la salida de muchos integrantes.

Se ve difícil la unanimidad priista, como en sus viejos buenos tiempos, pero el PRI unido es un hueso duro de roer. Solamente que se necesitará algo más que el Chapulín Colorado para rescatarlo del hoyanco en que hoy se encuentra.

Habrá que esperar, pues, que los tribunales hablen. Y después veremos en qué termina este nuevo drama novelero.

Comentarios: franciscogonzalez.bolon@gmail.com