buscar noticiasbuscar noticias

PRI: noqueado por el fuego amigo

e Prian, se han convertido en Primor, pero mucho antes solamente triangulaban señales, conforme el dueño del bat...

Y de pronto, el PRI en boca de todos.

Francisco Gonzalez Bolon

Y tuvo que ser una mujer la que hiciera despertar a los que, dormidos, poco les importa si el PRI se reanima, porque muerto no está.


Anabel Acosta Islas se retira de su partido de toda la vida. No sabemos si con la venia de su padre, Raúl Acosta Tapia, quien, es cierto, ha estado en el PRI pero como que más por cortesía que por convicción.

Nada tiene de mentira la palabra de Acosta Islas. En el PRI, al menos en Cajeme, no hay perspectivas para su militancia, ni siquiera en el corto plazo.

Los últimos golpes electorales le han puesto, como a los boxeadores, las piernas a temblar.

O, como dicen los cronistas de boxeo, está noqueado de pie.

Eso sí, podemos apostar, no está muerto. Tiene mucho por dar aún, pero el problema está en su interior.

Sus extremidades superiores no se mueven al ritmo de sus inferiores, pero el cerebro no manda buenas señales y es eso, más que cualquier otra cosa, lo que lo tiene casi a punto de irse a la lona.

Va a estar difícil volver a integrar todo el cuerpo para que sea uno solo, lo sabemos, pero puede darse si se despojan sus integrantes de todo egoísmo y trabajan unidos, en una sola pieza.

Lo malo es que, desde siempre, muchos de los que hoy critican a Acosta Islas trabajaban dentro del PRI, pero con fuerzas ajenas al PRI.

Me explico: negocian las candidaturas y apoyan a los que les caen bien, así esté en el PRI, en el PAN o en Morena, que es la moda.

De Prian, se han convertido en Primor, pero mucho antes solamente triangulaban señales, conforme el dueño del bat y las pelotas dijera.

Así hicieron ganar en Cajeme a Adalberto Rosas López, a Javier Lamarque Cano y tantos otros personajes de la oposición. Los que mandan, pues, eran los que decidían por anticipado quién ganaría en las urnas. Y el viento se movía conforme a sus intereses. Así aplicaban sus venganzas políticas y hasta personales.

Y aunque pierden en las urnas, los grupos de poder, económico, político y social, ganan en los hechos. O cómo se explica usted lo de Barcelona, pues.

Se ha complicado la situación, sí, y muchos militantes creyeron que la democracia era real y que quienes la practican ahora son los morenistas, sin darse cuenta que son lo mismo, tienen las mismas raíces y mañas.

O, como decía mi nana, todos son iguales. Yo agregaría: los hay peores.

De ahí el éxodo de tanta militancia, de todos los partidos, hacia donde garanticen que habrá “hueso”. No es la convicción ideológica, pues, lo que los mueve. Es la ambición de estar en la ubre del presupuesto.

Hoy le reprochan a la exsenadora que no aportó nada al partido. ¿Pero cómo si cuando fue candidata le dieron la espalda y se fueron por otros rumbos?

Acosta Islas se tuvo que enfrentar prácticamente sola a sus adversarios políticos porque de su partido y de las autoridades emanadas de su partido, del PRI, no recibió mas que engaños y desprecio.

¿Quieren detalles? Hay ex alcaldes que saben mucho de cómo y quiénes se fueron a sentar con los candidatos de oposición para decirles que simularían apoyo a candidatos del PRI, pero la gente la moverían hacia otro lado. Y lo hicieron.

Por eso el PRI está hoy noqueado. Porque desde adentro le aplicaron el cloroformo.

Comentarios: franciscogonzalez.bolon@gmail.com