buscar noticiasbuscar noticias

Invitado a conocer una fábrica de condones

Se sorprendió al ver lo que la operaria que se hallaba al final de la línea de producción hacía

Muchos y muy variados nombres tiene el condón en el caló del bajo mundo de la Ciudad de México: paracaídas; impermeable; bozal; ángel custodio; gabardina; paraguas; cachirul; don Con;  caperucita encarnada; camisón. Un cierto señor fue invitado a conocer una fábrica de condones. Se sorprendió al ver que la operaria que se hallaba al final de la línea de producción tomaba uno de cada 10 preservativos y le hacía un agujerito en la punta. Con asombro le preguntó a su guía por qué la mujer hacía eso. Le explicó el tipo: "Es que también tenemos una fábrica de biberones".

Invitado a conocer una fábrica de condones
PUBLICIDAD

Llegó un sujeto a la farmacia y le pidió al encargado: "Me da 80 condones, por favor. Son los que necesito para la semana". Le sugirió el farmacéutico: "¿Por qué no lleva de una vez el paquete de 100? Le saldrían más baratos". "¡Oiga no! -se indignó el tipo-. ¿Acaso me toma usted por un maniático sexual?". La novia de Cerbero, encargado de la seguridad de una importante empresa, resultó ligeramente embarazada. "¡Caracoles! -exclamó Cerbero, cuyas exclamaciones provenían de que se había criado en casa de su abuelo-. ¿Qué no tomaste alguna precaución?". "Pensé que tú la habías tomado -respondió la chica-. Como eres jefe de seguridad".

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

La invención del término "guerra fría" se atribuye al escritor George Orwell, el celebrado autor de "Rebelión en la granja", quien la habría usado por primera vez en un artículo periodístico en 1945, tras el final de la Segunda Guerra, cuando las dos principales potencias que salieron vencedoras en el conflicto, Estados Unidos y la Unión Soviética, empezaron a mostrarse garras y colmillos. A veces la tal guerra fría se calentaba, como fue el caso de la guerra de Corea. En el curso de ese enfrentamiento, dice una conseja, los americanos fingían arrojar en paracaídas, por equivocación, sobre territorio enemigo, grandes cajas de condones cuya intención era poner temor en los combatientes del ejército contrario. Los condones, supuestamente para uso de los soldados estadounidenses, medían 12 pulgadas de largo y llevaban la inscripción: "Tamaño mediano". Una dama de mediana edad le preguntó al encargado de la farmacia: "¿Tienen condones extra largos, súper grandes, tamaño gigante, ultra king size?". "Sí los tenemos -le informó el farmacéutico-. ¿Quiere usted uno?". Replicó la dama: "No. Pero ¿me permite esperar aquí a que llegue un caballero que pida uno?". Después de mucho insistir Babalucas consiguió por fin que la linda Dulcibel accediera a acompañarlo al Ensalivadero, solitario y romántico paraje al que acudían por la noche las parejitas en trance de ardentía. Se pasaron al asiento trasero del coche a fin de estar más cómodos -Dulcibel habría deseado que el automóvil fuera convertible, a fin de tener más espacio para poner las piernas-, y ahí empezaron los escarceos amorosos. Cuando ya se acercaban al home la muchacha detuvo al galán y le preguntó: "¿No vas a tomar alguna precaución?". "Perdóname -se disculpó Babalucas-. Lo había olvidado". Y procedió a poner los seguros en las puertas del vehículo. El reverendo Rocko Fages es pastor de la Iglesia de la  Quinta Venida. No confundir con la Iglesia de la Quinta Avenida, que permite a sus feligreses fornicar a condición de que hayan recibido ya las tres vacunas y usen cubrebocas en el momento del pecado. Gran extrañeza le causó al reverendo ver que la hermana Sister, organista del templo, tenía un condón sobre el armonio. Le preguntó, intrigado: "¿Por qué tiene eso ahí, hermana?". Respondió ella: "Lo encontré allá afuera. Decía en la caja: 'Ayuda a prevenir enfermedades. Póngase en el órgano'. Y con esto del coronavirus.".  FIN.

MANGANITAS

Por AFA

". Putin ofrece una tregua a fin de que los habitantes de una ciudad ucraniana salgan de ella.".

         Ese maldito señor

         ofrece tregua esta vez

         tan sólo para después

poder destruirla mejor.


PUBLICIDAD