buscar noticiasbuscar noticias

Caravana con sombrero ajeno

El gobierno está ya de campaña hacia las elecciones de 2024 y, al igual que la administración pasada, no hay respuesta a las demandas ciudadanas

Aunque sin resultados en las obras que realmente necesitan los cajemenses, el gobierno está ya en campaña rumbo a 2024.

Francisco Gonzalez Bolon
PUBLICIDAD

Lo más seguro es que esta administración se la pase, como la de Sergio Pablo Mariscal Alvarado, nadando de muertito sin consolidar las respuestas que reclaman los ciudadanos.

Noticia Relacionada

PUBLICIDAD

Eso sí, va a ser un trienio muy cercano a la gente, pero no porque le interese solucionar de fondo los problemas graves de inseguridad, calles deshechas, deficiente drenaje o insuficiente agua potable.

Lo que se busca, y los estrategas morenistas creen que nadie percibe, es llevar "calor" a los ciudadanos para que se piense están trabajando en sus demandas, cuando en verdad lo que desean es acercarlos a las filas de su partido.

Y aprovechan cualquier fecha o el motivo menor para hacer grandes eventos pensando en que con un corte de cabello o un acta de nacimiento gratuita podrán conquistar electores.

Hasta la falta de seguridad utilizan para aplicar encuestas que acerquen a los cajemenses a los programas sociales que le han dado éxito al gobierno federal, ya que se trata de repartir a diestra y siniestra el dinero proveniente de los impuestos. Dádivas, pues, a cambio de votos.

Por ejemplo, con la estrategia "Constructores de la Paz" quieren hacer creer que van a atacar las raíces de la violencia, cuando en realidad están usando los programas federales para hacerse promoción. Lo malo es que día con día los integrantes del crimen organizado demuestran que les vale un soberano cacahuate ese tipo de medidas y siguen haciendo de las suyas, como el día de ayer en que los fallecimientos superaron los nacimientos, con toda seguridad.

Basta ya de proselitismo, debe decírsele a los tres niveles de gobierno, y mejor dedíquense a resolver los problemas reales de la población.

No quieren que nadie se dé cuenta de los corruptos pasos de Eroagua y en vez de solucionar el problema acudieron a la represión y el chantaje, de tal modo que los organismos intermedios que se veían decididos a luchar jurídicamente contra la extorsión vía cobros indebidos, de pronto se desinflaron y ahora lo que están haciendo es una alianza para incentivar el ahorro del agua.

Claro, es un buen tema porque nadie debe desperdiciar ese recurso natural, pero con suma facilidad domesticaron a quienes peleaban contra Eroagua para que nadie quiera encontrar el origen de la contratación de esa empresa, que en Baja California, por ejemplo, no dejó los mejores recuerdos.

¿A quién le beneficia ese contrato? Los malpensados dicen que a los cercanos al poder.

Y hace apenas unas horas se acusó al ex alcalde Sergio Pablo Mariscal y a su equipo de Oomapasc de los problemas derivados de la recontratación de Solaqua que tiene metido en un berenjenal al organismo operador.

¿Por qué entonces si los de Oomapasc del trienio pasado fueron culpables, se les dejó de nuevo en el organismo de esta naciente administración, el cuñado incómodo incluido?

Muchos ingenuos  daban por hecho que en verdad se quería la transformación de las formas de gobernar y hacer política, pero la decepción los ha inundado porque imperan el autoritarismo y la corrupción como si el tiempo no hubiera pasado y fueran los del PRI los que siguen gobernando.

En pocos meses se ha demostrado que Morena se ha cebado de poder y desde ahora, sin importar las formas, desde los mismos gobiernos se ha comenzado la campaña electoral de 2024.

¿Pensarán que nadie se da cuenta o el atole con el dedo del priismo ha sido renovado en las filas morenistas?

Mientras los reales problemas de la sociedad no sean resueltos, a nadie convencerán de que desean cambios para México, Sonora y Cajeme porque solamente están demostrando ser peores que los del famoso Prian.

Y vaya que esos fueron malos para gobernar.

Comentarios: franciscogonzalez.bolon@gmail.com