buscar noticiasbuscar noticias

Capue y Oomapasc: ¿soluciones o corrupción?

Se habla al interior de Oomapasc de que fue un tal Plutarco Sánchez Patiño quien consiguió el contrato para Eroagua

El otro tema es el de los bloqueos de la carretera Internacional, que de golpe y porrazo terminaron, unos con el pretexto de la Cuaresma Yaqui, y otros porque iban a reorganizarse para volver a la zona del Danzante Yaqui.

Francisco Gonzalez Bolon
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El otro tema es el de los bloqueos de la carretera Internacional, que de golpe y porrazo terminaron, unos con el pretexto de la Cuaresma Yaqui, y otros porque iban a reorganizarse para volver a la zona del Danzante Yaqui.

Pero las autoridades tradicionales de Vícam y Loma de Guamúchil, sede de Cócorit, nunca pensaron en que la verdad iba a saberse y algunas personas de esas comunidades ya soltaron que Caminos y Puentes Federales ya pagó la indemnización solicitada por los gobiernos indígenas por la servidumbre de paso que por años había sido reclamada.

Y tienen razón. Desde gobiernos anteriores se había llegado al acuerdo de que el 10% de los ingresos de la caseta de cobro de Esperanza iba a entregarse a las autoridades yaquis, pero nadie lo había concretado. De ahí el nacimiento de los bloqueos carreteros que, aparentemente, han llegado a su fin.

Lo malo es que, como sucedió también cuando la empresa del gasoducto entregó dinero a las autoridades yaquis, a la gente no le llegó ese apoyo sino que hubo quienes se lo embolsaron y comenzaron entonces las revanchas internas que han llegado incluso a la muerte de algunos personajes.

Hoy parece estar sucediendo lo mismo con los pagos de Capufe y seguramente la inconformidad que se siente entre los indígenas porque solamente les están dando migajas, habrá de desembocar mañana o pasado en otro movimiento para reclamar más recursos y si no se les entregan, volverían los bloqueos.

Son dos temas, pues, que aparentemente tienen ya soluciones, pero lo que la opinión pública desconoce es que detrás de ello hay mucha corrupción que, se supone, con los gobiernos de la Cuarta Transformación iba a desaparecer.

Ojalá y alguien me desmienta. Por el bien de Sonora.

Comentarios: franciscogonzalez.bolon@gmail.com