buscar noticiasbuscar noticias
Las Plumas

Abren las precampañas

Presidencia de la República


Si usted tenía preocupaciones al respecto, es hora de que las despeje. Porque, por lo menos, ya empezaron oficialmente las precampañas de quienes aspiran a la Presidencia de la República. Tortuosos en su calendario como se han vuelto esta clase de ejercicios, todavía habrá que esperar a que el año venidero se abra realmente la contienda presidencial.

No está claro por qué se decidió embarullar tanto un proceso como el descrito, dando indebidamente por cierto que la política electoral (en sus diversas formas o escalas) tiene que ser una especie de película que nunca concluye. Es bueno y hasta exigible que existan mecanismos de esta naturaleza. El inconveniente, empero, podría ser el largo tiempo que se destina para su realización.

En ningún lado debe ser recomendable que las cuestiones electorales ocupen más tiempo del necesario. Hoy, sin embargo, una gran ventaja que se advierte de buenas a primeras es que muy posiblemente sólo serán tres personas quienes aspiren a la Presidencia. Cuatro, cinco o más contendientes (como ha ocurrido) suele ser un exceso "democrático" que raya en la comicidad o la inutilidad.

Para qué tantos brincos, se diría. El caso es que, como quedó dicho, se iniciaron ya las precampañas presidenciales. Y, como se esperaba, en el esquema respectivo lograron su inclusión Claudia Sheinbaum, Xóchitl Gálvez y Samuel García. Se conocen las formaciones políticas a las que pertenecen. Claudia va por Morena, Partido Verde Ecologista y Partido del Trabajo. Xóchitl va por el llamado Frente Amplio de México en el que figuran partidos como PAN, PRI y PRD. Por su lado, Samuel García competirá por Movimiento Ciudadano.

No se avizora que esta formación pudiera ensancharse con otros participantes, si bien todavía hay margen para que ocurra así hasta el 6 de enero del año entrante. En esta posibilidad, aunque muy distante, se encuentra Eduardo Verástegui que está batallando con la obtención de firmas para figurar como candidato presidencial independiente.

 Por lo menos hasta el fin de semana anterior le faltaba contabilizar a su favor algo así como más de 800 mil firmas. Y aunque dicen que en la vida no hay nada imposible, a veces dan ganas de pensar que no es así. De todas formas, no se advierte que el actual entramado electoral requiera de más aspirantes presidenciales. Con los que hay parecería más que suficiente para nutrir una llamativa y auténtica campaña presidencial. 

En este sentido, acaso todo permita suponer que la contienda verdadera estará entre Sheinbaum y Gálvez. No deberá ser propio hacer a un lado nada más porque sí a un candidato como el gobernador de Nuevo León con licencia. Es propio reconocer que se trata de un joven político que personificó una gran hazaña al ganar la gubernatura de su entidad.

Pero aquí lo que está en juego ya no son tanto Los Pinos, sino Palacio Nacional, por decirlo de esta manera. Y en este sentido cabe reconocer que las aspirantes de Morena y sus aliados y del Frente Amplio por México son quienes más figuran en el ánimo público.

Es obvio que, en un contexto político y electoral como el aludido, no hay ni puede haber nada escrito de manera definitiva. Las encuestas ubican a Sheinbaum como vencedora de la contienda presidencial. Aunque los resultados de tales sondeos de ninguna forma han mellado el ánimo político y personal de Gálvez, quien sí reconoce que la ventaja que debe remontar es de dos a uno.

De Samuel García es poco o nada lo que se sabe sobre su aceptación ciudadana ya como candidato presidencial. Es obvio que el suyo tendrá que ser un lenguaje político que singularice la juventud de su protagonista, un dato o evidencia que, sin embargo, no puede ser la piedra de toque para llegar a la Presidencia. Debe ser claro que también se necesitan otras virtudes o características. Está por verse si García las tiene. El caso es que las precampañas presidenciales ya están en curso, con lo cual prácticamente se ha abierto un proceso que es de suponerse será de gran intensidad social y política. Tal proceso, como se infiere por sí mismo, tiene la apreciable singularidad de que en la trilogía de aspirantes dos son mujeres.

Una evidencia así habla bien de la forma en que la política mexicana en conjunto bien puede labrar mejores y más luminosos caminos. Ojalá...

armentabalderramagerardo@gmail.com